Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas con solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

09Abr

El error: una oportunidad para aprender

Error

Aprender de los errores

En el pasado, las metodologías de enseñanza no consideraban la posibilidad de que la persona tuviera que pasar por una fase de errores para aprender algo porque se creía que cometer un fallo era equivalente a aprenderlo. Desde mediados del siglo pasado las cosas cambiaron y ha surgido una visión diferente y positiva del error, entendido como un elemento esencial del proceso de aprendizaje. De acuerdo con esta nueva perspectiva, el error ya no representa un fracaso sino una herramienta válida que promueve el aprendizaje y refuerza su éxito.

El poder educativo de los errores

Es importante pensar en el concepto de error como caracterizado no solo por una valencia negativa sino también y, sobre todo, positiva. En este contexto, los profesores y padres son los que deben asegurarse de que los niños comprendan que el error no es algo dramático, sino el motor del proceso educativo en el que están involucrados. Sin errores no podemos aprender. Por este motivo la pedagogía positiva del error se centra en los procesos de aprendizaje más que en el resultado final. Es decir, el error aporta información importante sobre el camino tomado para llegar a un determinado resultado. Y es identificando el error y su causa cuando el alumno aprende estrategias básicas de análisis crítico.

El análisis del error

En este contexto, el error debe ser analizado y atribuido a la aplicación de procedimientos poco adecuados. De esta manera, los niños aprenden a vivir los fracasos de una manera aceptable y motivadora. En Smartick tras resolver cada ejercicio ofrecemos corrección inmediata a los niños, pero también damos la oportunidad de corregir los ejercicios fallados al finalizar cada sesión diaria. Pensamos que la corrección final es una fase fundamental de la sesión diaria de Smartick.  Estudios científicos apoyan nuestra visión. De hecho se ha demostrado que, para que se produzcan importantes cambios en el cerebro de los niños, tienen que fallar y posteriormente reflexionar sobre los errores cometidos.

Referencias:

  • Metcalfe, J. (2017). Learning from errors. Annual review of psychology68, 465-489.

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Doctora en psicología educativa y experta en trastornos del aprendizaje. Actualmente formo parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick.
Profesora de yoga para niños y amante de la naturaleza y del sol.
Hiwet Costa

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad