Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas con solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

28Nov

“Smartick es una metodología que se personaliza”

Raquel es madre de tres niños Smartick. Uno de ellos, José Luis, tiene Síndrome de Down y nos explica que para él “es como un reto, se siente orgulloso de hacer Smartick como sus hermanos”. Gracias a que el método se personaliza, su hijo puede aprender a su propio ritmo. “Yo he continuado con José Luis haciendo Smartick porque es una metodología que realmente se personaliza. Sino con él, hubiera sido imposible continuar”.

“He sentido muchas veces que cuando hemos empezado a hacer un determinado tipo de ejercicio era imposible que el niño fuese a adquirir ese aprendizaje y con el tiempo lo ha aprendido”. Raquel nos cuenta que José Luis resuelve ejercicios que incluso su abuela no sabe resolver y eso le hace sentirse feliz. “Le hace sentirse mayor, importante. Le refuerza en su autoestima que él hace Smartick como sus hermanos”.

Raquel y su familia han incorporado Smartick en su rutina diaria. Para ella “es una cosa muy familiar, forma parte de nuestra vida. Los niños lo han cogido desde pequeños, siguen con ello y perseveramos en hacerlo porque sí que es bueno”.

“Yo soy una persona de ciencias, de matemática pura, y para mí la base de la matemática es elemental. Si tienes una buena base nunca más vas a percibir las matemáticas como algo horrible porque te va a resultar sencillo”. Una buena base de matemáticas que es adquirida de manera personalizada, con una metodología que se adapta al ritmo de cada alumno independientemente de sus necesidades educativas, es la mejor receta para un aprendizaje de calidad.

“Mis sobrinos están apuntados a Smartick y mi madre está apuntada a Smartick. Nosotros sí, recomendamos Smartick claramente”.

Como dice José Luis, ¡dale duro al Smartick!

Personaliza

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad