Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

12Jun

La niña de 10 en matemáticas y una enorme fuerza de voluntad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

10 en matemáticas

 

“Menos mal que le ha dado por Smartick y no por otra cosa…”. Así se reían los padres de Laura cuando poco antes de su Comunión, ingresada en el hospital por una deshidratación provocada por un virus, se empeñaba en seguir haciendo su sesión diaria de matemáticas. Como siempre. Por eso es la segunda persona del mundo que más sesiones seguidas de Smartick lleva. Ya son 1.100 y subiendo. Mónica, su madre, cuenta que su hija “siempre ha tenido una motivación intrínseca muy fuerte”. En Smartick damos fe.

Cuando se van de viaje es Laura la que se encarga de coger la tablet para no perderse Smartick. No le tienen que decir nada. Al contrario, “si lo quieres hacer sin faltar un solo día, te responsabilizas tú”, explica Mónica que le dicen. Y así es, “lo hace con la misma constancia con la que se lava los dientes”. Igual que de viaje nunca te olvidarías del cepillo de dientes, Laura tampoco se olvida de Smartick.

Acumula tantos tics que el otro día salió de compras por la tienda virtual y se gastó 400 del tirón. “Pero soy ahorradora. Tampoco me gusta salir de compras en la vida real”, explica esta niña que, además, es muy lectora y nos dice que, de mayor, quiere ser científica e inventar algo que mejore el mundo.

Su madre nos cuenta que encontró Smartick gracias a un artículo en prensa y le gustó “desde primera hora”. Ha hecho tres años de ese día a mediados de abril. No había cumplido los ocho años, iba bien en el colegio pero su madre pensó que podría entender mejor los enunciados de los problemas si practicaba. “Vamos a intentarlo 15 días”, es cómo empezó esta historia que ha seguido de manera tan intensa que, ahora, “su preocupación es qué hacer cuando se acabe Smartick”. Y es que Laura nos tiene como a uno más de la familia: “Cuando sale Smartick en la tele, lo mira orgullosa”. Pues como estamos nosotros de ella.

Laura se propuso hacer muchos días seguidos las sesiones cuando en este blog vio a una niña que llevaba un año haciéndolo. Y quiso hacerlo más días que ella. “Quién sabe si un día serás tú capaz”, le dijo su madre. Y ha sido. Hace Smartick antes que los deberes: “Aunque tenga mucha tarea, es lo primero que suelo hacer, para quitármelo cuanto antes, no vaya a ser que, cansada, se me olvide”.

Mónica nos cuenta que ella no era buena en matemáticas, “pero sé las oportunidades que dan”. Es psicóloga y explica que también le ha ido bien a su hija Smartick “para afrontar la frustración. Tenía una tolerancia baja a equivocarse”, dice. Y esa es de las cosas que nos hace ilusión saber, que también, en cierta medida, ayudamos a forjar el carácter. Ahora, en el colegio, “Laura es de 10 en matemáticas”. Como para no serlo, tan preocupada por hacerlo a diario, por no estropear su récord. Es ella sola la que se pone sus propios retos: “Se ha inventado una técnica para resolver los problemas”, dice su madre orgullosa, escéptica al principio cuando veía a su hija echar mano de una estrategia que resultó funcionar.

Laura siempre pone su cara de felicidad en la sesión de Smartick, hasta aquel día deshidratada en el hospital. “Ha habido días que con fiebre ha hecho lo que ha podido”, explica Mónica sobre esa voluntad de hierro de su hija. Son ella y su padre, Alberto los que la animan a que haga uso de su inteligencia para mejorar el mundo en el que vivimos. Y las matemáticas son indispensables en muchos progresos tecnológicos, logísticos o médicos.

Se acuerda de aquellos primeros 15 días de prueba, “cogí la costumbre y ya es como merendar o lavarme los dientes”. Pero no solo le gustan las matemáticas, también la música, la plástica y la educación física. Jugar al ajedrez con su madre o con su abuelo. Y leer los libros de Arcanus. ¿De qué van? “Pues son doce niños que tienen dones y todo en su historia va conectado con el número 12. Cada 144 años nacen doce elegidos y cada libro cuenta la historia de uno”. También con números. Laura no les tiene ningún miedo.

Para seguir aprendiendo:

Berta González de Vega

Berta González de Vega

Periodista. Bloguera en Smartick. En los últimos años, lectora compulsiva de todo lo que tenga que ver con la educación. Madre de tres niños Smartick. Domina el inglés pero nunca pensó en las matemáticas como el verdadero lenguaje universal.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

2 Comentarios

  • Agustín Emilio Cuesta Menéndez13 Jun 2019, 18:43

    Muy interesante y emotivo. Enhorabuena Laura. Eres todo un ejemplo.

    Responder
  • Erika del carmen13 Jun 2019, 13:41

    Hola es genial

    Responder