El blog Justifica tu respuesta, de Santiago Moll, insiste en la importancia de que los niños no olviden en verano los conocimientos de matemáticas que han aprendido a lo largo del año.

No se trata de estar horas delante de libros, sino de encontrar un método ameno, ágil e incluso divertido que permita “refrescar” las matemáticas y estar preparados para que los niños empiecen el próximo curso dispuestos a superar todos los retos matemáticos.

Para Moll, las vacaciones no son para aprender, sino para no olvidar. Por eso, recomienda Smartick, el método que permite que los niños repasen los contenidos matemáticos en verano. Con solo 15 minutos al día, los niños de 4 a 14 años practican el cálculo mental, aritmética, lógica y resolución de problemas. El método cuenta con una algoritmia inteligente que lleva a cada niño “por el camino que necesita y con un equipo pedagógico de apoyo”.

Las ventajas de Smartick son claras: metodología, tiempo, tecnología, autonomía y pedagogía.

matemáticas

Para seguir aprendiendo:

Yolanda Román

Yolanda Román

Periodista de formación, dedicada ahora a impulsar el valor de la comunicación en las startups y en el ámbito de la educación. Portavoz de Smartick en los medios. Madre de dos niños Smartick.
Yolanda Román