Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

02Mar

5 ideas para reforzar a tu hijo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Reforzar
Inside Out / ©2015 Disney•Pixar.

Los padres, como dice la película Del revés (Inside Out) sois la isla más grande en la vida del niño. Además, como principales agentes de su socialización, de su estar-en-el-mundo, disponéis (¡quizás sin saberlo!) de un gran repertorio de recursos para moldear su conducta.

¿Ha comido hoy muy bien?, ¿ha terminado los deberes a tiempo?, ¿ha hecho Smartick al llegar del cole? Estas pueden ser prácticas que quieras reforzar.

5 ideas para reforzar a tu hijo:
  1. La atención es el mejor premio. Un error común es atender a un niño cuando está haciendo algo inadecuado. Pensemos en el profesor que manda callar cada dos minutos a un chico. En cambio, no atender al niño cuando hace algo bueno, puede que impida su repetición. Por ejemplo: si el niño trae a casa un trabajo que ha hecho cuidadosamente, y el padre en ese momento continúa inmiscuido en sus cosas, se reduce la probabilidad de que al día siguiente el niño traiga de nuevo ese trabajo tan cuidado.
  2. Reforzar más el proceso que el resultado. Cuando un niño te enseña una torre de construcciones que ha hecho durante más de 20 minutos, sería mejor reforzarle con expresiones del tipo: ¡Cuánto te has esforzado!, ¡buen trabajo!, en vez de ¡qué bonito, qué artista!. Lo mismo aplicaría cuando un niño trae una buena nota.
  3. Busca un premio que sea reforzador. Antes de llevar a tu hijo al zoo para reforzarlo, asegúrate de que ese premio es interesante para él. El refuerzo ha de ser siempre personalizado y significativo: es decir, que lo realmente importante no es el valor que nosotros le asignamos, sino el que le asigna nuestro hijo.
  4. Incentivos de razón variable. Los estudios aseguran que si vamos retrasando el incentivo poco a poco (cuando aparece la conducta deseada dos veces, cuando aparece cuatro veces, cuando aparece seis veces…), es más probable que la acción a la larga se repita sin recibir el refuerzo, que es, al fin y al cabo, lo que queremos.
  5. Dividir un objetivo en pequeñas tareas. Es más eficaz reforzar cada una de las aproximaciones y aprendizaje previos que se vayan produciendo antes de llegar al objetivo final. Por ejemplo: aprender a vestirse es un objetivo muy ambicioso, que se puede dividir en: ponerse la ropa interior y reforzarlo, unos días más tarde, aprender a ponerse los pantalones y reforzarlo, etc., hasta llegar a ¡vestirse solito! y celebrarlo por todo lo alto.

Y para que poco a poco nuestros hijos vayan siendo independientes a los refuerzos, dos ideas finales:

  • Dar responsabilidades. Cuando a un hijo se le empiezan a asignar responsabilidades, suele activar recursos personales que hasta ese momento habían estado latentes. Desde pedirle que cuide de su hermano pequeño, hasta que integre a su primo en el grupo de amigos…Cuando a un niño se le asigna una responsabilidad, él recibe el mensaje de: “Te necesito. Eres responsable. Confío en ti. Tú puedes hacerlo.”
  • Enseñarle a autorreforzarse: Los refuerzos del padre están llamados a desaparecer, por lo que enseñar al niño a premiarse es importante, del mismo modo que tú te tomas un café o te das un paseo cuando has hecho un trabajo duro.

En Smartick, los padres tienen la posibilidad de enviar incentivos al niño, de manera que, sabiendo lo que más quieren, les animan a hacer su sesión de matemáticas con más ganas. Hemos descubierto que los niños mejoran mucho más rápido cuando reciben estos incentivos. Si quieres probarlo de manera gratuita con tus hijos, no dudes en registrarte en Smartick.

Para seguir aprendiendo:

Tania Alonso

Tania Alonso

Licenciada en Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid. Master en Filosofía de la Educación, London College.
Pedagoga a tiempo parcial y lectora de temas educativos a tiempo completo.
Tania coordina la vertiente académica-científica de Smartick con la Universidad y se esmera por descubrir las necesidades de las familias Smartick.
Su pasión son los viajes al extranjero.
Tania Alonso

3 Comentarios

  • Miriam05 Mar 2016, 08:39

    Me encanta vuestro método!! Lo probamos hace tiempo los 15 días , la pena es que aunq es muy poco tiempo al día vienen tan cargadas de deberes q al final les cuesta ponerse ese poquito más.. Vienen agotados son muchas horas de colé más deberes, pero si me gustaría sacarais un programa de refuerzo para las épocas de vacaciones.. Creo que le sería muy útil y yo sería la primera en apuntarle!!

    Responder
    • Belén Rueda15 Mar 2016, 20:25

      Hola Miriam:

      Ya tenemos un programa de refuerzo para las vacaciones: Smartick.
      Puedes apuntar a tus hijas 1, 2 o 3 meses, hay niños que hacen Smartick solo en verano, igual que hacíamos antes con los cuadernos de vacaciones, para mantener y reforzar lo aprendido durante el curso.
      El verano es muy largo y los niños se llegan a aburrir. Muchos estudios demuestran que para el aprendizaje no es bueno estar parado tantos meses, en este post hablábamos sobre ello: http://www.smartick.es/blog/index.php/5-consejos-para-que-los-ninos-hagan-las-tareas-en-verano/

      Responder

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad