Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

19Oct

Las matemáticas de Marte

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Vuelve Ridley Scott y lo hace a lo grande, con Matt Damon y con Marte que, desde que sabemos con certeza que hay agua, recobra todo el romanticismo del concepto de última frontera, de tierra por conquistar. LA NASA está encantada porque nada como recuperar esa necesidad de conquista exterior, de carrera espacial.

Barack Obama ha dicho alguna vez que el estudio del cerebro debería ser esa última frontera del conocimiento, pero es difícil añadirle épica cinematográfica a las investigaciones sobre neuronas, aunque Inside Out ha conseguido hacer una estupenda peli de animación. La sensación de flotar en la inmensidad de lo desconocido se presta más a una superproducción.

marteScott o Damon son dos nombres que apabullan, pero, en realidad, el otro hombre fundamental detrás de esta película es Andy Weir, el autor de la novela en la que está basada, The Martian, un año entre los libros más vendidos. Weir es un programador apasionado del espacio, fue escribiendo el libro en un blog y lo autoeditó en Amazon, a la venta entonces por 99 céntimos. Ha sido él el que ha conseguido que la película maraville a los divulgadores científicos, dada la precisión con la que maneja las investigaciones actuales sobre Marte.

En esta entrevista, Weir explica que el libro está lleno de problemas matemáticos y que está encantado de que muchos profesores le hayan contado que lo utilizan en sus clases: “Los profesores pueden decir a sus alumnos que lean hasta un punto del libro y que se resuelvan un problema concreto”. Hay problemas en los que el protagonista tiene que calcular calorías, el número de patatas que puede cultivar y lo que le puede durar la comida de la que dispone. O sea, para los que nos dedicamos a predicar lo importante que es hacer ver a los niños que las matemáticas sirven para resolver problemas reales, esta película es una maravilla. Aunque la realidad sea marciana.

Uno de los acertijos que más ha interesado a los fans del libro y de la película saber es la fecha en la que se produce la aventura. Weir explicó en su momento que, en el libro, hay datos suficientes como para averiguarlo y, efectivamente, uno de los seguidores en Facebook le mandó la respuesta correcta, según explican aquí.

Pero es que esa realidad marciana está cerca de nosotros. Desde pequeño, soy de Huelva, he sabido que el Río Tinto era un escenario perfecto para calcular cómo sería posible la vida en Marte. Además, en los últimos años nos enteramos de que el Curiosity tenía algún componente español, lo que siempre viene bien para subir el ánimo a la ciencia. Por eso está muy bien que los niños se emocionen con Marte, que vean para qué sirven las matemáticas, que comprueben que, desde sus casas, se puede investigar, como hizo Weir, gracias a internet. Y que, por ahora, nos tendremos que conformar con poner a Damon de mentira en Marte porque, según explica este blog, poner al actor en un decorado ha costado un 1% de lo que supondría llevar una misión tripulada a Marte. Pero, si cunde el interés, si se investiga más, a lo mejor bajan los costes. Y eso es también matemáticas.

Para seguir aprendiendo:

Javier Arroyo Crejo

Javier Arroyo Crejo

Responsable comercial y de marketing, quiere que Smartick se conozca por tierra, mar y aire. Y en las redes. Economista, MBA por la École de Commerce Solvay. Padre de dos niños Smartick.
Javier Arroyo Crejo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad