Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

22Oct

Sin miedo a cometer errores

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

cometer errores

A la hora de enseñar matemáticas se suele premiar a los alumnos que aprenden las cosas con rapidez, a los que resuelven los ejercicios a la primera. Con esto, la idea que implícitamente se está transmitiendo a los niños es que los buenos alumnos, los que más aprenden en clase de mates, son aquellos que hacen los ejercicios fácil y rápidamente, los que nunca se equivocan. Esto deja a los niños más lentos, a aquellos que necesitan más de un intento para llegar a la solución correcta, los que suelen cometer errores, con la sensación de que ellos no sirven para las matemáticas y su autoconcepto académico considerablemente dañado.

Sin embargo, la realidad es bien distinta. Cuando las cosas te resultan tan fáciles que las puedes resolver en un momento y sin apenas pensar, estás poniendo en marcha procedimientos y/o conceptos ya aprendidos, pero no se están produciendo nuevos aprendizajes. Por eso, hay que acabar con esta falsa creencia y ayudar a los niños a que salgan de esa zona de confort, animándoles a enfrentarse a tareas de mayor complejidad que les supongan desafíos intelectuales.

El primer paso para eso es desterrar la idea de que equivocarse es malo o característico de personas poco inteligentes. Todos los niños deberían ser conscientes de que cometer errores durante el proceso de aprendizaje no significa que no tengan capacidad o habilidad suficiente para entender ese concepto/procedimiento en particular. Al contrario, los errores son una parte natural y fundamental en el proceso de aprendizaje y, en el ámbito específico de las matemáticas, son la cosa más útil que se puede hacer para llegar a comprenderlas.

Desde el punto de vista del docente, los errores infantiles nos dan pistas sobre las dificultades que experimentan los alumnos durante el proceso de aprendizaje. Fijándonos y analizando los fallos que cometen los niños podremos saber dónde está el problema, en qué han fallado, y abordarlo de forma más eficaz. Desde el punto de vista del niño, recientes investigaciones han demostrado que se producen importantes cambios en el cerebro de los niños cuando fallan y posteriormente reflexionan sobre el error cometido. Muy brevemente y de forma muy sencilla, podríamos decir que el cerebro se activa doblemente. La primera vez cuando se ponen en marcha los circuitos neurales necesarios para resolver el ejercicio, es decir, cuando se comete el error. La segunda vez cuando piensan sobre el fallo cometido. Esta segunda activación, fruto de la reflexión y clave en la consecución del aprendizaje significativo, no tiene lugar cuando los niños, pese a no confundirse, realizan los ejercicios de manera mecánica ni tampoco cuando los errores se pasan por alto o se penalizan.

A modo de conclusión, pongamos en práctica la bien sabida frase “de los errores siempre se aprende” y hagamos que los alumnos pierdan el miedo a enfrentarse a situaciones novedosas y complejas, en las que equivocarse y reflexionar sobre los fallos cometidos son pasos necesarios para poder alcanzar la solución.

Referencias:

Moser, J.S., Schroder, H.S., Heeter, C., Moran, T.P. y  Lee, Y.-H. (2011). Mind your errors: evidence for a neural mechanism linking growth mindset to adaptive post-error adjustments. Psychological Science, 22, 1484 – 1489.

Para seguir aprendiendo:

Ana Escudero

Ana Escudero

Doctora en Psicología. Forma parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick. Su labor se centra principalmente en la adaptación de los contenidos a los niños con necesidades educativas especiales y en el desarrollo de materiales en los que se trabajen las funciones cognitivas básicas.
Ana Escudero

Latest posts by Ana Escudero (see all)

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

2 Comentarios

  • Julia05 Nov 2013, 20:19

    Ante un alumno inteligente y responsable, de 10 años de edad, que tiene algún fallo en resutlados, ex exámenes, por primera vez, por falta de estudio ¿cómo debe reaccionarse? En este caso no es que falle por una situación novedosa ni compleja, simplemente creo que bajó la guardia. ¿Sería bueno retirar algún privilegio de fin de semana, por ejemplo? ¿ o no merece la pena darle importancia? ¿ es mejor esperar y ver cómo sigue o llamar la atención a la primera señal de bajada de atención?

    Gracias

    Responder
    • Ana Escudero13 Nov 2013, 12:29

      Muchas gracias por seguir el blog de Smartick.
      Tu consulta ha sido respondida en un mensaje privado.

      Un saludo.

      Responder