Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

03Jun

Las matemáticas y los idiomas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hoy tenemos una guest blogger muy especial: se trata de Katerina, madre de 3 niños Smartick y autora del blog Hijos Extraordinarios. Ellos son españoles pero viven en Alemania, y nos hacen llegar sus puntos de vista y experiencias de adaptación al nuevo país, haciendo un paralelismo entre idiomas y matemáticas. Que disfrutes de su post.

Las matemáticas y los idiomas creo que son las herramientas clave que debemos potenciar. Digo esto porque las dos son nexo de unión GLOBAL.

Con las matemáticas lo estamos viendo, viviendo y experimentando. Mauro aquí en Alemania es considerado un “kann-kind” (nacido en el último trimestre y por tanto se le puede adelantar un curso, ya que aquí el corte escolar es en septiembre). Queríamos que entrara en agosto ya en el colegio y por eso le hicieron exámenes como si fuera a entrar en la NASA. Siempre digo que gracias a los casi dos años haciendo Smartick, ha podido resolver con soltura las pruebas para demostrar que está listo…

Es verdad que no conoce los plurales en alemán, y menos cuando son irregulares, pero en matemáticas, arrasa; en destreza y rapidez mental, también; en lógica y visión espacial respondía antes de que le preguntaran en alemán lo que había que contestar “total, -pensaría él-, no voy a entender al profesor”… Así que, con mucha dignidad, sólo por las matemáticas se ha ganado su plaza en el colegio, en donde sabe que entra con esta ventaja sobre los demás. “Domina la parte común” que son las matemáticas.

La experiencia con Lucca es exactamente igual de positiva. No los han dicho también en el colegio. Es cierto que por edad, ya sabía leer y escribir, pero todavía comete faltas de ortografía propias de la lengua germánica, como por ejemplo escribir los sustantivos con mayúscula (todavía está aprendiendo a distinguir un sustantivo de un adjetivo) o que “Aber” pronunciado [abah] no se escribe aba… Sin embargo en matemáticas sabe sumar, restar, multiplicar y dividir, lo que le da ventaja sobre el resto de alumnos, y le ayuda a superar con confianza las tareas de clase, mientras lucha y se esfuerza por aprender la lengua. Lo que digo es que le da confianza para saber que él tiene capacidad, que puede… que sólo es cuestión de tiempo.

Y con Claudia es también muy parecido… Para ella Smartick es un juego que le gusta combinar con el fútbol, relacionando números con dorsales de jugadores, y esto lo vemos tan positivo para su desarrollo, como el hecho de que esté aprendiendo alemán. Claudia utiliza Smartick en el nivel que la herramienta determina, manteniendo en ella siempre un poco de motivación para que la monotonía no le aburra y su avance en los dos campos es algo extraordinario. Gracias a sus conocimientos matemáticos y su progresivo razonamiento, Claudia poco a poco está aprendiendo a pagar en el supermercado, distinguir entre lo caro y barato, a saber repartir equitativamente en los juegos con los hermanos o a entender que el mayor es el más grande o el que llega antes es el primero. Toda esta lógica, innata o natural por lo menos en los niños, Claudia la ha aprendido y aprehendido con Smartick, con su esfuerzo diario, y su constante trabajo.

A los tres, este método diario, de escasos 15 minutos, no sólo les ha generado un hábito, sino que además, les permite tener la confianza suficiente para expresarse con los demás, a través de un lenguaje común que son las matemáticas, y en las que ellos, cada uno a su nivel, se sienten cómodos. Además, sus habilidades se van desarrollando, y aprender nuevas cosas, ahora por ejemplo alemán, lo hacen con alegría, motivación y esfuerzo. Saben que cuando sepan alemán bien, tendrán la gran ventaja del bilingüismo. Un lujo necesario para los tiempos que corren.

Para seguir aprendiendo:

Giannella Ligato

Giannella Ligato

Fan número 1 de la web semántica, amante de la lógica, las matemáticas y la literatura fantástica. Creció leyendo acertijos de Martin Gardner.
Giannella Ligato

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

2 Comentarios

  • Eva05 Nov 2016, 14:42

    No tienen nada que ver las Matemáticas en Alemania con el sistema español. Empecemos con el tema lingüístico, los números son por orden unidades-decenas (dreizehn-13) por lo que eso ya les crea un conflicto. Luego a partir de que empiecen a sumar y restar con llevadas te encontrarás con el tema de que suman de izquierda a derecha y no de derecha a izquierda y que no lo hacen mediante sistema vertical sino que empiezan con el horizontal. Las multiplicaciones, ahora no recuerdo si con el sistema suizo o el alemán también son totalmente distintas. Empiezan multiplicando de izquierda a derecha, centenas, decenas, unidades. Así que en toda la primaria mi hija no ha podido rellenar ni un simple cuaderno Rubio online, sólo hacer los ejercicios en CDRom del Zahlenbuch. Los enunciados tampoco tienen mucho que ver con los que se ven en los libros españoles. De todos modos, espero que durante un tiempo te sirva el método ya que el saber no ocupa lugar.
    Saludos y suerte en München.

    Responder
    • Belén Rueda16 Nov 2016, 14:20

      Hola Eva:

      Te paso respuesta a tu comentario de mis compañeros de pedagogía:
      Efectivamente, los algoritmos tradicionales no son la única vía para aprender a sumar y restar. La principal diferencia entre los algoritmos tradicionales y los algoritmos alternativos es que los primeros son más eficientes (entendiendo la eficiencia como la capacidad de realizar la operación con el menor número de símbolos), mientras que con los segundo ganas en la comprensión del porqué de las reglas que subyacen al algoritmo. Nuestra decisión de no priorizar la incorporación de otros algoritmos alternativos fue el hecho de que decidimos suplir esa falta de comprensión que pueden ocasionar los algoritmos tradicionales con la incorporación de materiales manipulativos. Por ejemplo, nosotros el concepto de llevada lo introducimos a través de los bloques de base 10. Además, un método para el aprendizaje de las matemáticas con vocación de integrarse adecuadamente dentro del currículo y atender a todo tipo de alumnos, con diversas necesidades cognitivas, motivacionales, etc, debe perseguir el desarrollo de todas las capacidades matemáticas que subyacen al desarrollo de la competencia matemática. Aunque esto suponga que, en algunos casos, debamos trabajar con actividades para asentar destrezas básicas, que puedan parecer menos afines al constructivismo, y otras veces plantear otro tipo de actividades, más cercanas al desarrollo de capacidades de razonamiento o matematización, que corresponden mejor a la idea de profundizar en la matemática elemental, en su comprensión y en su funcionalidad, en una línea más constructivista.

      Yo añado que los cuadernillos Rubio, evidentemente, no tienen inteligencia detrás ni se adaptan a las necesidades individuales de cada niño. Smartick propone a cada niño la ración exacta de matemáticas que necesita, adaptada 100% a su nivel de competencia.
      Tenemos alumnos en más de 50 países porque las matemáticas son un idioma universal (aunque puede que cada país utilice algoritmos diferentes en depende de qué situación, lo importante es entender el concepto y no hacerlo mecánicamente de una forma determinada).

      Regístra a tu hija en los 15 días de prueba gratuita de Smartick, sin ningún tipo de compromiso y nos cuentas si os gusta la experiencia y os funciona.

      Gracias!

      Responder