Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

17Abr

“Smartick ha dado a Blanca el apoyo en matemáticas que yo no podía darle”

apoyo en matemáticas

Ana Bermúdez supo de Smartick a través de un cuñado, porque, en ocasiones, los cuñados son grandes prescriptores pese a la mala fama que arrastran en las conversaciones de Navidad. En Smartick nos suele pasar ser tema de conversación en algunas sobremesas familiares. Nos encanta, claro.

¿Cómo fue al principio?

Eran muy pequeños y recuerdo que Gonzalo, mi marido, quería supervisarlos y Blanca se ponía muy nerviosa. Como lo hacía con él, avanzaba más de lo que debía y alguna vez tuvimos que llamar a atención al cliente para que le ajustaran el nivel.

[Nos viene muy bien que salga este tema para recordar a todos los padres que siempre recomendamos que los niños hagan Smartick solos, porque es la manera que tiene la inteligencia artificial de saber de verdad cómo va el niño].

Jaime vio cómo lo hacía su primo y quería hacerlo. Me lo pedía de manera insistente pero no teníamos conexión en el sitio en el que estábamos de vacaciones. Al llegar a casa los apunté a la prueba gratuita. Luego descubrimos que Blanca era disléxica, como yo, y durante una época sólo conseguimos que lo único que leyera fueran los enunciados de los problemas de Smartick. Al mudarnos a Valladolid y cambiar de colegio sólo iban bien en matemáticas, por Smartick. Tuvimos que suspenderlo una época por la dislexia de Blanca, hasta que vi que ya podría hacerlo de nuevo bien, sin bloquearse. Empezó de cero y fenomenal. Jaime lo volvió a pedir otra vez. En el colegio les llama la atención lo bien que va él y que Blanca consigue ir al ritmo de su clase, a pesar de las dificultades. Ella ha desarrollado sus propios trucos. Le ha dado un apoyo mental que yo no podía en matemáticas. Yo intentaba hacerle muy visual todo, pero con las matemáticas no podía y se me encendió la luz: “Esto que lo haga con Smartick, para qué lo voy a hacer yo, si ya están ellos”.

En vuestro entorno, ¿se ve como algo muy raro que los niños hagan un extra de matemáticas?

Para nada, es habitual, porque muchos hacen Kumon, pero Smartick me parece más práctico.

[Le contamos a Ana que, cuando fundamos Smartick, lo que pretendíamos es que los padres no tuvieran que corregir, ni cronometrar, ni llevar a los  niños una o dos veces a la semana a un local. Queríamos que los niños lo hicieron solos, se adaptara a su nivel ejercicio a ejercicio y los padres recibieran un informe nada más acabar la sesión].

¿Habéis conseguido que Smartick sea una rutina?

Bueno, normalmente lo hacen después de los deberes y lo suelen hacer todos los días. Libran un día a la semana. Les encanta todo el mundo virtual, los juegos, el avatar.

¿Algo que les guste menos?

Blanca se suele atascar en lo de los colores y las formas, los patrones y los conjuntos. A Jaime le gusta todo y se le da muy bien. Tampoco es que estemos todo el rato pendientes de ellos, no les persigo. Sé que hay días que lo hacen menos concentrados. Les encanta hacer amigos para tenerlos en el club social. Ellos son muy fan y van diciendo a sus amigos que hacen Smartick.

¿Han notado mejoría en el colegio?

Le gustan las mates en el cole y es verdad que, cuando Blanca ha visto una mejoría, se anima más a hacer Smartick. Se ha complementado muy bien con la terapia, ahora empieza a coger el ritmo.

Alguna vez has hablado con el equipo de atención al cliente. Es que hay veces que es difícil transmitir que, detrás de la plataforma, hay todo un equipo.

He hablado unas cuantas veces, no muchas. Para ajustar el nivel y para hablar con el equipo de psicopedagogía, que me mandaron enlaces sobre la dislexia. Son maravillosas. Lo he usado lo que lo he necesitado, no más.

Si pudieras cambiar algo rápido de Smartick…

Nada, me encanta. Sí incluiría en el caso de Blanca que le aparezcan los tutoriales de manera obligatoria, porque Jaime, a fuerza de equivocarse, lo entiende, pero a ella le vendría bien obligar a verlos.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies