Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas con solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

29Ene

Tipos de ejercicios de programación en Smartick Coding

En un post anterior hablamos de los conceptos básicos de programación: instrucciones y estructuras de control. Hoy avanzaremos un poco más, explicando los distintos ejercicios que hacen los niños que aprenden programación con Smartick Coding.

Todos los docentes coincidimos en la importancia de haber leído mucho código para poder escribirlo correctamente. Esta idea está presente en el recorrido de un niño que aprende programación en Smartick, donde los ejercicios varían buscando el equilibrio entre la lectura y la escritura de código. En concreto, en Smartick Coding planteamos los siguientes tipos de ejercicios:

  • Lectura de código.
  • Depuración de código.
  • Refactorización.
  • Escritura de código.

Tipos de ejercicios de programación en Smartick

Ejercicios de lectura de código

Dado un código y un escenario, el niño debe interpretar el código y contestar a dónde cree que llegará Robby cuando ese código se ejecute. Robby sólo se mueve por la pantalla cuando la respuesta es correcta, por lo que el niño debe trabajar en un nivel abstracto imaginándose cómo avanzará. En las primeras etapas es habitual que el niño se mueva o mueva su mano en el aire para entender cómo Robby reaccionará a cada pieza de código. En caso de que estos ejercicios le resulten complejos, siempre puede tener un coche de juguete o cualquier otro objeto con el que poder representar la situación de la pantalla en su mesa. Sin prisa y con la práctica, los niños van aprendiendo a abstraer en su cabeza estos movimientos sin necesidad de tener los referentes físicos que ellos mismos van abandonando.

programación

Ejercicios de depuración de código

Dado un código, un escenario y un objetivo, el niño debe borrar o cambiar alguna de las instrucciones que se le dan precargadas para que Robby llegue a su destino. Este trabajo de depuración obliga al niño a concentrarse en la lectura del código, enfocarse en la localización del error y entonces corregirlo. Se trata de habilidades esenciales tanto en programación como en matemáticas que, además, trabajan sobre la aceptación del error como parte natural de un proceso de creación.

Ejercicios de refactorización

Podríamos contar algo que nos ha pasado ayer de mil maneras diferentes. Si escribimos mil párrafos que cuentan esa misma historia, algunos estarían mejor escritos que otros. Aunque en la programación también hay cierta parte de subjetividad, queremos que los niños desde el inicio distingan un código que hace lo que tiene que hacer de uno que hace exactamente lo mismo pero, además, es más elegante, más limpio, más corto, más claro… Para trabajar esta habilidad y la capacidad de juzgar y mejorar nuestro propio código más adelante, presentamos ejemplos de códigos que pueden ser mejorados con el objetivo de que el niño escriba un código equivalente, pero más adecuado.

Ejercicios de escritura de código

El último de los tipos de ejercicios es la escritura de código. Es el que más tiempo les ocupa y lógicamente más dificultades presenta. En estos ejercicios el niño se enfrenta a una zona de programa en blanco y sobre ella debe colocar los bloques en el orden correcto para que Robby cumpla la misión que se le indica. Esta tarea es comparable a la resolución de problemas en matemáticas y requiere de un esfuerzo y una concentración mayor que los demás ejercicios. También exige una mayor tolerancia a la frustración y la capacidad de abrazar el error como parte del proceso de aprendizaje.

Cada ejercicio de escritura de código se repite hasta que el niño consigue superarlo. Dispone de tantos intentos como necesite y al final consigue la misma recompensa, independientemente de las veces que haya tenido que probar. Es muy importante que los niños tengan presente que cada error es una oportunidad de aprender y no un fracaso. Al dar al avance, Robby siempre se pone en marcha, siempre lleva a cabo el código que el niño propone y, con eso, el niño se puede acercar poco a poco a la solución correcta.

programación

Como hemos visto en este post, en Smartick Coding no buscamos solo que los niños aprendan a programar, también queremos que puedan evaluar un código y reflexionar sobre él, encontrar los errores, modificarlo, etc. Cuidamos también en el desarrollo de los distintos tipos de ejercicios que, al tiempo que trabajan estas habilidades más concretas, mejoren la atención sostenida, la tolerancia a la frustración, la capacidad de autoaprendizaje y, por supuesto, el pensamiento computacional.

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Doctora en Matemática Aplicada (UPC) e Ingeniero en Informática (UPC).
Especialista en Didáctica de la Programación y en Didáctica de las Matemáticas.
Colaboro con Smartick en el diseño del plan de estudios de Coding para hacer niños críticos con la tecnología que les rodea.
Convencida de que solo podemos criticar aquello que conocemos a fondo.
Belén Palop

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad