Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

22Nov

Smartick: cuando la tecnología apoya y mejora la educación tradicional

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

tecnología

Smartick es mucho más que matemáticas o cálculo mental. El método se basa también en valores esenciales para el desarrollo integral de los niños. Detallamos a continuación los pilares fundamentales de Smartick que aúnan lo mejor de la educación tradicional con la tecnología.

Cuando la tecnología apoya lo mejor de la educación tradicional
  • Esfuerzo. Son sólo 15 minutos al día pero, aunque sólo sea eso, Smartick son matemáticas extra, algo que convierte a los niños que lo hacen en unos raros frente a otros miles cuyas familias consideran que está bien esforzarse más en el deporte extraescolar o el inglés pero no tanto en habilidades como las matemáticas.
  • Constancia. Smartick no es un método milagro, ni promete aprender matemáticas jugando, en poco tiempo. Es un método que, para que funcione, requiere practicarlo casi a diario, lo que supone la creación de un buen hábito y disciplina.
  • Concentración. Durante los 15 minutos que dura la sesión, el niño está absolutamente concentrado, con su atención fijada en los ejercicios. La lucha por la atención de los niños es la gran batalla de esta época y Smartick consigue que se centren en ejercicios de matemáticas.
  • Autoevaluación. Los niños ven en lo que fallan y lo que aciertan de manera inmediata de tal manera que compiten contra ellos mismos día a día. Smartick consigue así la motivación interna esencial: el propósito de aprender y hacerlo mejor que uno mismo.
  • Tolerancia a la frustración: Los niños ven qué fallan, se les da la oportunidad de ver un tutorial, entenderlo y hacerlo mejor. Pero, al estar adaptado a cada uno de ellos, lo normal es que fallen al principio de cada concepto nuevo. Y tienen que aprender a superarlo.
Cuando la tecnología mejora la educación tradicional
  • Personalización de deberes. Gracias a la inteligencia artificial, en Smartick ponemos a cada niño en el nivel que precisa para afrontar nuevos retos con seguridad en lo que ya sabe. Eso supone que hay niños que pueden ir por delante de la clase y otros a los que ayudar porque se quedaron atrás.
  • Entorno gamificado. Smartick no es un juego, pero gracias a ser on line, puede crear un entorno donde el niño se sienta más motivado al conseguir diplomas, tics y tener un mundo virtual al que accede después de la sesión de ejercicios.
  • Análisis de datos. El acceso a miles de respuestas a ejercicios al día, permite a los diseñadores del método detectar pautas interesantes para seguir avanzando en determinados tipos de problemas. El ser un método abierto, no como un libro o unos cuadernillos, hace posible incorporar metodologías nuevas, después de su estudio por el equipo pedagógico.
  • Práctica en áreas específicas. En Smartick sabemos cuándo y cómo un niño ya ha aprendido un nuevo concepto, así que perfeccionamos el ciclo de aprendizaje que comienza con conocer algo, entenderlo y practicarlo hasta llegar a dominarlo. Smartick permite saber a ciencia cierta si el ciclo se ha completado con éxito.

tecnología

Para seguir aprendiendo:

Berta González de Vega

Berta González de Vega

Periodista. Bloguera en Smartick. En los últimos años, lectora compulsiva de todo lo que tenga que ver con la educación. Madre de tres niños Smartick. Domina el inglés pero nunca pensó en las matemáticas como el verdadero lenguaje universal.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

1 Comentario;

  • Luis Quiñonez26 Nov 2017, 15:33

    Me interesa mucho su programa porque deseo ayudar a una nieta de cuarto grado a superarse en las matemáticas por las cuales siente cierta aversión,

    Responder