Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

18Feb

Educación diferenciada: los niños con los niños y las niñas con las niñas

La semana pasada la Junta de Andalucía anunció que va a retirar el concierto a los 12 centros de educación diferenciada de la región. Mientras en España se debate la legalidad de mantener los conciertos a los colegios que diferencian por sexo, Estados Unidos y varios países europeos trabajan para recuperar este modelo pedagógico.

Es innegable que niños y niñas, hombres y mujeres, son iguales en derechos y deberes. Ambos pueden y deben alcanzar las mismas metas y objetivos en su desarrollo personal y profesional. Sin embargo, recientes investigaciones neurológicas demuestran que, siendo también iguales en promedio de inteligencia, son muy diferentes en ritmos cognitivos, maduración, socialización, afectividad y, en definitiva, en la forma de aprender. ¿Deberíamos entonces plantearnos que también la forma de enseñar a niños y niñas debería ser diferente?

Nos encontramos así con aquellos que defienden la “single-sex education” como una alternativa al modelo estándar de coeducación, o educación mixta.

Como señala María Antonia Sánchez-Vallejo en su reportaje en El País, mientras en países como Alemania, EE.UU, Canadá o Australia, la educación diferenciada está implantada en centros públicos, en España los más de 150 colegios que ofrecen este sistema son centros privados o concertados y la mayoría están adscritos a congregaciones o movimientos religiosos, algo que no sucede en el extranjero.

Desde que en 2006 el departamento de Educación en EEUU rebajara las restricciones para implantar este método, la educación diferenciada no ha dejado de crecer. Buscaban nuevas formas de afrontar la crisis en el sistema educativo, los problemas de disciplina, el retraso de los chicos respecto a las chicas…De ahí que el sistema público se abriera a proyectos innovadores que dieran un impulso al modelo de enseñanza y lo enriquecieran con diversidad de estilos.

Así, los colegios públicos que diferencian por sexo en EEUU han pasado de una docena en 2002 a cerca de 500 en la actualidad, según la National Association for Single Sex Public Education.

Los defensores de este modelo que separa a niños y niñas en el colegio, argumentan las diferencias cognitivas que existen entre hombres y mujeres, que se hacen evidentes en el proceso de aprendizaje y se reflejan en los porcentajes de fracaso escolar, que varían por materias y sexos. Mientras, sus detractores lo acusan de ser un modelo excluyente y retrógrado en la actual sociedad en la que prima la diversidad. Llegan a preguntarse, si hay escuelas para niños y niñas ¿Por qué no para inmigrantes, o para hijos de familias monoparentales?

La profesora de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III María Calvo, que ha escrito varios libros sobre este tema, señala en el artículo de El País, que en España cuando se habla de educación diferenciada existe un gran desconocimiento. “La gente inmediatamente piensa en el franquismo y te llama retrógrado, pero el modelo de educación diferenciada consiste sólo en atender a las diferencias cognitivas dando un empujón a niños y a niñas en las materias en que flaquean”, afirma Calvo. Las matemáticas como dominio masculino y la comprensión lectora como el femenino son los dos campos en que uno y otro sexo alcanzan la mejor puntuación, según el Informe PISA, que evalúa el nivel educativo en secundaria de los países de la OCDE. “En razonamiento lógico-matemático los varones van muy por delante, eso explica que en España, por ejemplo, sólo acceda a ingenierías técnicas un 24% de chicas”, prosigue Calvo. “La destreza y las habilidades lingüísticas, una mayor fluidez verbal, corresponden más a las niñas”. ¿Determinismo fisiológico o discriminación sexista, en el sentido más recíproco del término? “Esto es ciencia pura -replica la profesora-, yo soy la primera defensora de la igualdad. Pero para lograr la igualdad hay que tener en cuenta las diferencias, para que las diferencias no se conviertan en limitaciones”.

La educación diferenciada no se trata por lo tanto, solo de separar a los niños de las niñas y colocarlos en aulas diferentes, si no en formar a los profesores para que sean capaces de utilizar diferentes herramientas y sistemas para enseñar a unos y a otras.

Si en países como EEUU, Alemania, Francia, Inglaterra, Holanda, Canadá o Australia, nada sospechosos de sectarismo o segregación, se está trabajando con este modelo como una opción para mejorar la educación y formación de sus alumnos ¿Por qué en España nos empeñamos en hacer de esto, una vez más, una cuestión ideológica?

No se trata de defender la educación diferenciada frente a la mixta, si no de que los padres tengan la libertad de poder elegir entre una y otra.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Licenciada en Ciencias de la Información (Universidad Complutense de Madrid). Máster en Gestión Empresarial y Dirección de Comunicación (IE).
Adriana de la Osa

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies

7 Comentarios

  • Anita 13 Ago 2020, 17:11

    Me ha parecido una barbaridad encontrarme un artículo tan sesgado la página de un método que se vende como “innovación educativa”.

    No sé si alguien se ha fijado, pero no se hace mención a la opinión de ningún profesional con formación pedagógica, solo a periodistas, una abogada y la asociación en defensa de la educación diferenciada de EEUU. Solo se dan argumentos a favor de la separación por sexos y ni un solo argumento a favor de la coeducación.

    Por supuesto que para lograr la igualdad hay que tener en cuenta las diferencias, pero según este artículo, la única forma de tener en cuenta las diferencias es segregar y separar. Así que cada rasgo en el que nos diferenciemos llevaría a una nueva segmentación de la escuela. Una vez separados los niños de las niñas ¿qué? ¿por dónde más cortamos? Hoy habláis de que el rendimiento es diferente por sexos, pero también lo es por C.I. ¿hacemos colegios para listos y para tontos? El nivel socioeconómico y cultural también tiene una incidencia directa en el rendimiento escolar ¿separamos por clases sociales? Y ya que estamos, los niños tampoco tienen por qué convivir con niños de otras religiones… o dónde acaba el derecho a decidir de algunos padres que pretenden moldear el mundo a la medida exacta de su churumbel para que nada de la realidad le roce.

    Luego nos haremos los sorprendidos porque los jóvenes son individualistas, porque falta empatía y cohesión social… ¿qué cohesión va a haber si lo que enseñamos es a tener miedo del diferente en vez de a aprender de él?

    Responder
    • Smartick 14 Ago 2020, 09:10

      Hola Anita:

      Como Smartick es un método que abraza la innovación educativa, siempre estamos abiertos al debate y a escribir de otras opciones que no son ahora las mayoritarias, como puede ser este caso.
      Es un hecho que el fracaso educativo es mayoritariamente masculino y hemos creído conveniente dar voz a gente que piensa que una solución, siempre voluntaria, puede ser la segregación por sexo. ¿Creemos que es lo mejor? ¿Creemos que debe ser obligatorio? No. Simplemente nos parece enriquecedor que se debata.
      Afortunadamente, vivimos en un mundo complejo, multifactorial y teñido de grises más que de blancos y negros. Nosotros, por ejemplo, creemos que la educación tiene margen para adaptarse al nivel de cada niño, de hecho, una de las bondades de Smartick es esa capacidad de adaptación al nivel de cada uno, imposible en un aula. ¿Quiere eso decir que queremos aulas segregadas según niveles? No, pero sí que pensamos que hay mucho margen de mejora en la adaptación al nivel de cada niño para evitar que muchos se queden atrás y que, niños que pueden ir más rápido, se frustren.
      Con el asunto de la segregación por sexos, pasa lo mismo. Si hay padres que consideran que es una opción simplemente hemos querido que se sepan sus razones.

      ¡Un saludo!

      Responder
  • Maribel 11 Feb 2017, 12:55

    Respetando la opinión de todos, pienso que en técnicas pedagógicas no se puede ser categórico.Si todos estamos de acuerdo en que lo ideal es una educación diferenciada, no se pueden obviar esos estudios de los que habla el artículo. La educación diferenciada funciona, si un padre no la quiere , puede elegir( sin pagar más ) la coeducación. Pero si la quieres para tus hijos…Te tienes que ir a EEUU o pagar una educación privada sin ayuda cuando pagas tus impuestos como los demás españoles. Lo que es criticable es que en España no se financien con fondos públicos esas otras opciones queridas por los padres como la educación diferenciada. O lo que ocurre, se financien en unas CCAA sí y en otras no. Ningún pedagogo puede elegir por cada padre o madre lo que es mejor para su hijo, pueden mostrar estudios y estadisticas. Pero la elección radica en los padres. Y deberíamos poder decidir qué es lo mejor para nuestros hijos en igualdad de condiciones.
    Agradezco a Adriana de la Osa que haya escrito este artículo en el que pone de manifiesto que esto de la educación diferenciada se ha tomado como una cuestión ideológica y no como una cuestión técnica. En esto deberíamos aprender de los americanos porque los informes Pisa siguen poniéndonos a la cola y nuestros políticos siguen sin cambiar nada. La educación es algo de los padres y los poderes públicos están para ayudarnos. Esto si que es algo en lo que todos estamos de acuerdo. !Propongamos cambios para mejorar!

    Responder
  • LBI 07 Abr 2016, 22:41

    Totalmente de acuerdo: derecho de los padres a elegir lo que creen que es mejor para sus hijos. La educación diferenciada parte de una premisa básica en educación : dar a cada alumno lo que necesita. ¿ Por qué si somos distintos se nos va a dar a todos lo mismo? Hay que educar como bien dice el artículo según nuestro modelo cognitivo, el de cada uno , si eso nos va a hacer avanzar mejor y nos va a ayudar más en el aprendizaje. Mientras el resto del mundo lo ve, y otros modelos de educación apuestan ya en la pública por la educación diferenciada como en EEUU, Alemania, Inglaterra, Francia etc….España se empeña en llevar la contraria( para variar) y después los informes Pisa avalan que en educación los españoles vamos de los últimos… Por lo menos que los padres : PODAMOS ELEGIR !

    Responder
  • Maria 17 Mar 2015, 22:14

    Siguiendo esta línea neurológica, se separaría también a los niñ@s de necesidades educativas especiales. Por lo que la escuela, lejos d reflejar la realidad de la sociedad, se convertiría en grupos homogéneos donde sus integrantes no aprenderían respetar valorar ni tolerar a los diferentes. ….y cuando se convirtieran en adultos seguirían sin respetar valorar ni tolerar. Total que inclusión 0.

    Responder
  • Manuel 14 Jun 2013, 11:55

    No puedo estar más de acuerdo contigo Helga, “En las diferencias está la riqueza y es importante trabajar en un entorno real”.

    No vivimos en una burbuja, aprendemos en sociedad y ningún ser de la naturaleza separa por sexos el aprendizaje aunque seamos diferentes la igualdad es la regla.

    Separar los sexos es un retorno al pasado

    Responder
  • Helga 12 May 2013, 19:08

    En mi opinión dividir la sociedad en grupos y atender a éstos de manera diferente estaría extrapolando unas características a todo el grupo, cuando dentro de él también se encontrarían diferencias individuales.

    En las diferencias está la riqueza y es importante trabajar en un entorno real, donde se desenvolverán los alumnos en todos los aspectos y etapas de su vida, dentro y fuera de la escuela.

    En realidad deberíamos tener un modelo de escuela capaz de dar respuesta a las diferencias individuales de cada uno de los alumnos. Quizá sea más complicado, pero desde luego creo que éste debería ser el camino.

    Responder