Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

18Jul

Productividad y Matemáticas

Viendo cualquier debate político en televisión, sabemos que las estadísticas pueden servir para un argumento y su contario. Sin embargo, siguen siendo, analizadas con sentido común o con perspicacia –como nos enseñaron los autores de Freaknomics Stephen J. Dubner y Steven D. Levitt–, una herramienta fabulosa para radiografiar la realidad y tomar decisiones al respecto.

En el artículo Enseñando matemáticas a alumnos con talento  (Erich A. Hanusheck, Paul E. Peterson  y Ludger Woessman) , sus autores hablan de un estudio en el que se relaciona la mejor productividad de los países que tienen en el informe Pisa a los mejores alumnos en ciencia y matemáticas. De hecho, la Academia Nacional de Ciencia fue tajante: el país necesitaba que subieran los porcentajes de los alumnos que mejor lo hacían. Ya no se trataba tanto de la política de “Ningún niño se queda atrás” –No child left behind—como el conseguir más alumnos brillantes. Especialmente, en matématicas porque, en los próximos diez años, según varios informes, van a aumentar los trabajos que, de entrada, exijan cierta habilidad en álgebra, geometría, probabilidad, interpretación de datos y estadística.

Estamos hablando de las preocupaciones de EEUU y, con un paro que duplica al estadounidense, también deberían ser las españolas, a no ser que queramos remontar de nuevo sólo con la construcción y el turismo. España, en los informes de Pisa en habilidad matemática, está empatada con Italia y con Estados Unidos. Les recordamos los diez primeros países: Taiwan, Hong Kong, Korea, Finlandia, Suiza, Bélgica, Holanda, Liechtenstein, Nueva Zelanda y República Checa.

La diferencia, si ampliamos la perspectiva, es que EEUU, todavía, tiene uno de los mejores sistemas universitarios del mundo que le permite que, si no crea talento, lo importa. No es el caso español. ¿Qué aconsejan los autores de este estudio? Mimar, alimentar, incentivar, retar a los estudiantes más aventajados, no dejarlos solos, como ha sido el caso durante muchos años, cuando casi todos los recursos iban destinados a los que se quedaban atrás. Ningún niño se debe perder, pero tampoco ningún talento aburrir. En fin, por eso, smartick.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cofundador de Smartick. Graduado por Harvard Business School en el Executive Program, Economista, MBA por la Ecole de Commerce Solvay. Galardonado como Eisenhower Fellow por el Congreso de EEUU. Emprendedor Endeavor.

Es también corredor maratoniano y bético de nacimiento. Sabe de esfuerzos y retos. Fue un niño sin televisión en casa, que aprendió alemán a marchas forzadas para entrar en el Colegio Alemán. Además, domina el holandés, inglés y francés. Es padre de Bárbara y Nicolás. No hay ni que escribirlo, pero sí: los dos hacen Smartick.
Javier Arroyo Crejo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies