Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

18Oct

El uso del dinero en la infancia. ¿Paga sí o no?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

paga

La paga puede ser un gran aliado para que nuestros hijos sean conscientes del valor del dinero y para cultivar en ellos cualidades tan importantes como son el ahorro, el esfuerzo y la responsabilidad…Y es que la educación financiera comienza en el hogar.

¿Cuál es la mejor forma para instaurar la paga?

Jean Piaget fue un psicólogo suizo conocido principalmente por sus aportaciones al estudio de la infancia. Dentro de su teoría cognoscitiva evolutiva habla sobre los estadios por los que los niños van pasando hasta llegar a la edad adulta.

1. De cero a dos años es el “estadio sensoriomotor”, en donde el niño comienza progresivamente a interactuar e intercambiar información con el medio que le rodea.

2. A continuación aparece el “estadio pre-operacional” que se prolonga desde los dos hasta los siete años. En esta etapa comienza a desarrollarse la función simbólica en el que los niños comienzan a preguntarse ¿por qué?, son capaces de entender, representar, recordar, etc. Es el momento de comenzar a introducir el concepto de “dinero, moneda”, para qué sirve, cómo se utiliza, el valor que tiene, conocer los límites de los gastos, aprender a controlar y no malgastar el dinero, la importancia del esfuerzo y el trabajo para conseguirlo.

3. A la edad de los seis-siete años se accede al “estadio de las operaciones concretas”. Es en esta etapa en la que comienzan a aparecer las nociones lógico-matemáticas, aprendiendo conceptos básicos como la suma y resta. Es por ello que es el momento recomendable para empezar a dar la paga a nuestros pequeños. Para ello tenemos que tener en cuenta que:

  • La paga es un dinero para comprar pequeños caprichos, como chucherías o cromos que nuestros hijos deben elegir libremente, sin imponer o negar su compra. De esta manera, sólo podrán acceder a ellos con su dinero y no debemos ser nosotros quienes se lo compremos sin ninguna razón, ya que de lo contrario estaremos desprestigiando el valor de la paga. Las necesidades básicas como la alimentación, la higiene, el material escolar, las actividades deportivas deben ir a cargo de los padres.
  • Es un hábito fijado. La cantidad debe estar prefijada, así como el día y hora a la que se dará, sin aplazar ni regatear. Es recomendable que a esta edad la paga sea semanal pues aún no se ha desarrollado el concepto de ahorro.
  • Tiene que ser tangible. Es preferible que se de en mano y sea el pequeño quien compre sus “caprichos” con ese dinero.
  • Hay que ajustar el dinero a la edad. Se recomienda comenzar por 1 euro a la semana e ir incrementando progresivamente hasta 3-4 euros al final de este estadio.
  • No asociar la paga con la realización de actividades cotidianas como poner la mesa, recoger la habitación o hacer los deberes.
  • Hay que ser firmes. Si nuestro hijo se ha gastado en un día todo el dinero no debemos darles más. Si de manera puntual, se le tiene que prestar dinero es necesario hacer un escrito estipulando las condiciones y el plazo para pagar la deuda.
  • Dinero extra. En determinados momentos podrán recibir dinero extra cuando realicen actividades fuera de lo común, como por ejemplo, limpiar en profundidad el cuarto, esforzarse mucho por un examen o un trabajo… Esto les hará aumentar la motivación e ilusión y reforzaremos el valor del esfuerzo.

4. A partir de los doce años se entra el estadio de las “operaciones formales” en la que el cerebro del adolescente es capaz de realizar funciones cognitivas abstractas como el razonamiento probabilístico, la reversibilidad del pensamiento, etc. Es en esta etapa donde la autonomía comienza a ser mayor, por ello deberemos realizar pequeños cambios:

  • Ajustar la cuantía al ocio del adolescente. Es importante analizar cuáles son los gastos habituales básicos de nuestro adolescente y proporcionarles la paga en base a ellos (por supuesto, dentro de un margen razonable).
  • Paga mensual. A partir de esta edad comienza a desarrollarse la noción de ahorro. Por ello comenzar a administrar la paga una vez al mes les servirá de entrenamiento para la vida adulta pues deberán ser responsables aprendiendo a gestionar sus gastos mensuales.
  • Ante el castigo se puede suspender temporalmente la paga, pero nunca tocar el dinero que tenga ahorrado el adolescente.

Para seguir aprendiendo:

María Rodrigo

Psicóloga clínica y deportiva. Investigadora i-PFIS en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Maestra Fide y Entrenadora Superior de la Federación Española de Ajedrez.
Integrante del equipo Smartick en el área de Jaquematick. Su labor se centra en el desarrollo de material específico para trabajar diferentes funciones cognitivas básicas (memoria, atención, funciones ejecutivas) y en la parte puramente ajedrecística.
Amante de los libros, las tardes de café y los deportes al aire libre.
María Rodrigo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad