Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

29Oct

Autonomía y rendimiento escolar

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

autonomía

Un aspecto central en el crecimiento tiene que ver con el desarrollo de la autonomía personal de los más pequeños. Esta habilidad, que se va desarrollando durante la infancia, está estrechamente vinculada a la capacidad de auto-regulación del niño, esto es, la capacidad que tiene para controlar sus emociones y comportamientos y así adaptarse satisfactoriamente a su entorno.

Promover la autonomía de los niños en todo lo referido a la higiene personal, al uso de prendas de ropa y su cuidado, a la alimentación, o a la organización de sus pertenencias, tiempo y espacio, contribuirá a una mejor integración familiar y social, pero también a una mejor adaptación en el medio escolar.

En el ámbito educativo, la capacidad de trabajar de forma autónoma, de entender y cumplir las normas, de compartir o ser capaz de respetar turnos, son especialmente importantes para lograr una correcta adaptación. De hecho, en estudios recientes se ha comprobado que los profesores de Educación Infantil consideraban más importantes este tipo de habilidades que los conocimientos propiamente académicos que tuviesen los niños durante esta etapa educativa (ver Barbain y Wasik, 2009).

Además, la capacidad de regulación emocional de los niños durante la Educación Infantil es un buen predictor del rendimiento académico y del buen funcionamiento escolar. Se ha observado que los niños que mostraban una mejor capacidad de auto-regulación, obtenían mejores resultados en pruebas de lengua y matemáticas, se adaptaban mejor a las rutinas y normas de la escuela y formaban relaciones más sólidas y positivas tanto con los compañeros como con los profesores (ver Barbain y Wasik, 2009).

Los efectos positivos de esta capacidad de control o regulación se extienden a todos dominios de la vida del niño. De ahí la necesidad de ayudar y animar a los más pequeños a que poco a poco hagan las cosas y se enfrenten al mundo por sí mismos, para reforzar el desarrollo de su autonomía en todos los niveles.

Referencias:

Barbain, O. y Wasik, B. (2009). Handbook of Child Development and Early Education. New York: The Guilford Press.

Para seguir aprendiendo:

Ana Escudero

Ana Escudero

Doctora en Psicología. Forma parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick. Su labor se centra principalmente en la adaptación de los contenidos a los niños con necesidades educativas especiales y en el desarrollo de materiales en los que se trabajen las funciones cognitivas básicas.
Ana Escudero

Latest posts by Ana Escudero (see all)

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

3 Comentarios

  • Carmen11 Ene 2015, 10:46

    Que pena…Los niños cada vez más autónomos y cada vez menos niños…Pero claro, los papas y los profes, cada vez más relajados y felices…

    Responder
  • gina01 Nov 2014, 17:20

    me parece un aporte muy importante a la educación y formación de los niños porque los ayuda en su desarrollo como personas sociales y dirigentes de su vida, a tomar decisiones e ir aprendiendo a valerse por si mismos.

    Responder
    • Giannella Ligato03 Nov 2014, 11:08

      Muchas gracias por tu comentario, Gina!

      Responder