Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

05Sep

La memoria (II): La influencia de la cultura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

cultura

Ya comentamos en el anterior post dedicado al tema que la memoria está influenciada socialmente desde sus más tempranas manifestaciones. Las conversaciones que los padres mantienen con sus hijos sobre las experiencias pasadas les ayudan a elaborar sus recuerdos, a darse cuenta de qué es importante recordar y cómo deben expresarlo.

Destacado también es el efecto ejercido por la cultura de origen del niño en el desarrollo de su memoria. Diversas investigaciones han observado que los recuerdos autobiográficos de los niños asiáticos suelen ser más cortos, genéricos y con menos referencias personales que los de los niños estadounidenses. Además, también hay diferencias en la edad a la que aparecen los primeros recuerdos, que suele ser unos meses antes en los niños americanos que en los asiáticos. Según los psicólogos, esto vendría propiciado por el carácter menos individualista de las culturas orientales, como la japonesa o la coreana (ver Goswami, 2010 para más información).

Asimismo, la cultura marca diferencias en cuanto al tipo de tareas de memoria que se les dan mejor a los individuos. Por ejemplo, los miembros de sociedades no industrializadas como los aborígenes australianos o algunas tribus africanas, suelen necesitar recordar la localización de objetos o animales en los entornos naturales así como historias o proverbios transmitidos oralmente. Por eso, a los niños aborígenes australianos se les dan mejor que a los niños australianos las tareas de memoria espacial, donde tienen que recordar la ubicación de un objeto, y los jóvenes africanos recuerdan más detalles sobre historias contadas verbalmente que los adolescentes americanos (ver Schaffer y Kipp, 2010).

culturaPor su parte, los niños de las sociedades industrializadas occidentales se enfrentan habitualmente a tareas que requieren la memorización de gran cantidad de información. Estrategias eficaces en estos casos, como son la repetición, el repaso o la organización del material, no son muy útiles para un chico africano que, en lugar de ir al colegio, debe salir diariamente en busca de agua.

Como vemos, el contexto en el que se desarrollan los niños no solo determina el tipo de problemas o situaciones que tienen que afrontar, sino también el tipo de estrategias o herramientas cognitivas que se desarrollan para hacerlas frente.

Referencias:

  • Goswami, U. (2010). The Wiley-Blackwell Handbook of Childhood Cognitive Development: 2nd Edition. Blackwell Handbooks of Developmental Psychology. Oxford: Wiley-Blackwell
  • Shaffer, D. R. y Kipp, K. (2010). Developmental Psychology. Childhood and adolescence (8th edition). Belmont, CA: Wadsworth Cengage learning

Para seguir aprendiendo:

Ana Escudero

Ana Escudero

Doctora en Psicología. Forma parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick. Su labor se centra principalmente en la adaptación de los contenidos a los niños con necesidades educativas especiales y en el desarrollo de materiales en los que se trabajen las funciones cognitivas básicas.
Ana Escudero

Latest posts by Ana Escudero (see all)

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad