Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas con solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

11Dic

El sabor de las matemáticas

matemáticas
Foto: Pedro Peña

Una sala abarrotada para escuchar a una catedrática de Álgebra. En unos grandes almacenes. Un viernes por la tarde, justo antes del inicio de un puente prenavideño. No, no es el principio de una película de ciencia ficción. Pasó en realidad hace una semana, en Málaga, con Encuentros con la Ciencia como anfitrión y esos aforos llenos son el fruto del trabajo de 13 años de Enrique Viguera, Ana Grande y Pepe Lozano, tres investigadores de la Universidad de Málaga que se empeñaron entonces en divulgar ciencia, cuando en este país, pese a que la mayoría dijera en las encuestas que gustaban de los documentales de La 2, el saber qué se hacía en los laboratorios no era lo que más curiosidad despertaba.

Las cosas han ido cambiando. Poco a poco. Y allí estaba Smartick como patrocinador, porque sabemos que parte del empeño es divulgar la importancia de las matemáticas, para las que siempre tienen un hueco, ya sea para explicar cómo se puede hacer un cálculo sobre los tsunamis o con la pericia de un matemago. En esta ocasión, fue la catedrática Mercedes Siles la encargada de explicar que también hay matemáticas en la gastronomía.

Al principio estuvo acompañada de José Carlos García, chef con estrella Michelín. Juntos colaboraron en el proyecto de El Sabor de las Matemáticas, con las fotografías del también matemático Pedro Reyes.

Antes de empezar a hablar, la profesora fue presentada por el decano de la facultad de ciencias, que aprovechó la ocasión de un aforo lleno para recordar a los alumnos de Matemáticas que allí había la buena elección de grado que habían hecho porque, ahora mismo, es de las carreras con menos paro.

Mercedes Siles y José Carlos García fueron explicando cómo surgió el proyecto de hacer ver a la gente que, en la cocina, también hay matemáticas, algo de lo que ni siquiera era muy consciente el chef que sí que exige a quien vaya a trabajar con él que, al menos, tiene que saber hacer reglas de tres, muy útiles cuando las cantidades de ingredientes disponibles, por ejemplo, no se ajustan a las recetas. Mercedes Siles le fue haciendo ver que, además, usa las matemáticas cuando hace las medias de los materiales que necesita y la geometría que existe en muchos de sus platos. Así fue como eligieron deliciosas recetas en las que se pueden ver distintas formas y las fórmulas matemáticas que hay detrás de ellas.

La exposición ha viajado por toda España y seguirá por el resto del mundo. Además, Mercedes Siles ya ha dado una charla sobre ella en el Museo de las Matemáticas de Nueva York (MOMATH).

Entre el público, había profesores de matemáticas que esperemos que el año que viene se quieran sumar a nuestro concurso de problemas. Además, había abuelos preocupados por las mates de sus nietos, a los que atendimos al final.

Para Smartick es todo un orgullo poder patrocinar iniciativas que salen del interés más genuino y apasionado por divulgar la ciencia y que, con todo merecimiento, ha recibido ya el reconocimiento de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Creemos que, en Málaga, de donde somos parte del equipo, hemos sabido identificar dos iniciativas totalmente afines al espíritu del equipo Smartick: Encuentros con la Ciencia y el club de ajedrez Miraflores, la más importante cantera infantil de la ciudad.

Mañana sábado el mismo equipo de Encuentros con la Ciencia recibe en la universidad de

Málaga a los niños que, durante todo el curso, serán afortunados para poder escuchar charlas en la universidad a las que no tienen acceso en sus colegios, en un programa de incentivación de las vocaciones científicas.

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad