Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

17Ene

Las matemáticas explican por qué 2020 es bisiesto

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

bisiesto

En Smartick sabemos que las matemáticas están detrás de casi todo y el porqué de los años bisiestos no iba a ser menos. Son muy conocidas las razones relacionadas con el calendario juliano y el posterior ajuste del calendario gregoriano. Pero son menos conocidos los motivos matemáticos que determinan si un año va a ser o no bisiesto.

Así, para saber si un año tendrá 365 o 366 días hace falta activar las habilidades aritméticas y prepararse para hacer cuentas. El año que acabamos de estrenar tiene 366 días. Las matemáticas explican por qué 2020 es bisiesto.

¿Cómo saber si un año es bisiesto?
  • Todos los años bisiestos son divisibles entre 4.
  • Aquellos años que son divisibles entre 4, pero no entre 100, son bisiestos.
  • Los años que son divisibles entre 100, pero no entre 400, no son bisiestos.
  • Sin embargo, los años divisibles entre 100 y entre 400 sí que son bisiestos.

Con estas simples divisiones podemos saber con certeza cuándo disfrutaremos de 29 días en el mes de febrero.

La creación del año bisiesto se le reconoce al emperador Julio César para recuperar el tiempo que contamos de menos en un año “normal”. Según el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, un año, dura en realidad 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos. Por ello, propuso que cada cuatro años añadiéramos un día al calendario, el famoso 29 de febrero. Pero, aún con este método, seguía existiendo un desajuste y fue el Papa Gregorio XIII el que sugirió las mencionadas excepciones a los años bisiestos para corregir el desfase del calendario juliano. De este modo, cada 400 años hay tres que no son bisiestos.

El mes de febrero, que por entonces tenía 30 días, fue el elegido para añadir el día. Bisiesto, significa seis días antes del mes de marzo por lo que se sumaba entre el 23 y el 24 de febrero. Sin embargo, los emperadores Julio César y César Augusto quisieron tener sus meses (julio y agosto) con 31 días. Por ello quitaron días al mes de febrero y los sumaron a los meses que llevan sus nombres, dejando al segundo mes del año (que antes tenía 30 días y 31 en los bisiestos), con solo 28 días en años normales y 29 en los bisiestos.

Nuestros alumnos Smartick, acostumbrados a realizar ejercicios matemáticos -enmarcados en situaciones reales como ésta- y entrenados en la resolución de problemas y el pensamiento lógico, no tendrán ninguna dificultad para calcular si, por ejemplo, el año 2530 será bisiesto o no. ¿Tú qué crees? Danos tu respuesta en comentarios.

Para seguir aprendiendo:

Yolanda Román

Periodista de formación, dedicada ahora a impulsar el valor de la comunicación en las startups y en el ámbito de la educación. Portavoz de Smartick en los medios. Madre de dos niños Smartick.
Yolanda Román

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

2 Comentarios

  • Agustín Emilio Cuesta Menéndez18 Ene 2020, 20:25

    El año 2530 no es bisiesto ya que no es divisible entre 4. Pero yo creo que hay un error en la primera premisa. “Todos los años bisiestos son divisibles entre 4”. Según eso el año 1900, dividido entre 4 da un cociente exacto. ¿Es bisiesto? NO. Los años que acaban en 00 es necesario dividirlos entre 400 para saber si son o no bisiestos. Con lo cual No todos los años divisibles entre 4 son bisiestos. ALGUNOS no son bisiestos a pesar de ser divisibles entre 4.

    Responder
    • Smartick19 Ene 2020, 11:51

      Hola Agustín:

      La primera premisa dice que todos los años bisiestos son divisibles entre 4, no dice que todos los años divisibles entre 4 sean bisiestos
      😉
      Si lees todos los puntos cuidadosamente comprobarás que no hay ningún error:
      – Todos los años bisiestos son divisibles entre 4.
      – Aquellos años que son divisibles entre 4, pero no entre 100, son bisiestos.
      – Los años que son divisibles entre 100, pero no entre 400, no son bisiestos.
      – Sin embargo, los años divisibles entre 100 y entre 400 sí que son bisiestos.

      Muchas gracias por tu comentario.
      ¡Un saludo!

      Responder