Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas y la lectura en solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

04Abr

Discalculia: qué es, causas y tratamientos

En torno a tres millones de personas en España sufren discalculia, un trastorno que dificulta el aprendizaje de las matemáticas. En el post de hoy vamos a hablar sobre sus causas, síntomas y tratamiento.

Qué es la discalculia

La discalculia es un trastorno específico del aprendizaje de origen neurobiológico caracterizado por dificultades en la correcta adquisición de las habilidades matemáticas. Tiene una prevalecía similar a la de la dislexia, entre el 5 y el 7% de la población. Sin embargo, no todos los niños con dificultades en matemáticas tienen discalculia. Hay otras causas que pueden explicar las dificultades en las matemáticas. Por ejemplo, un bajo nivel intelectual, dificultades de atención, métodos educativos inadecuados o una reducida exposición a experiencias numéricas.

Causas de la discalculia

La discalculia está causada por anomalías en algunas estructuras del cerebro que apoyan la representación y el procesamiento de informaciones numéricas. Por lo tanto, se dice que este trastorno del aprendizaje tiene un origen neurobiológico, es decir, hay una relación entre las dificultades de los niños con discalculia en la realización de tareas matemáticas y las anomalías estructurales y funcionales que se observan en sus cerebros.

Los expertos nos dicen que estas anomalías a nivel cerebral están determinadas por la herencia biológica de cada persona. Es decir, la discalculia es un trastorno congénito con un importante componente genético.  Por tanto, si cogemos un grupo de personas con discalculia y evaluamos si sus padres la sufren también, encontraremos que es muy probable que así sea. Además, la frecuencia de discalculia entre hermanos de niños afectados por este trastorno del aprendizaje es diez veces mayor que la frecuencia en la población.

Síntomas y señales de la discalculia

La discalculia puede presentarse de forma muy heterogénea pero, en general, los niños con discalculia experimentan dificultades en los aspectos más básicos del procesamiento numérico y del cálculo. Estas dificultades en el aprendizaje de las matemáticas se manifiestan de manera diferente en función de las edades:

Escuela Infantil

  • Problemas para aprender a contar. Por ejemplo, no puede recordar los números en el orden correcto o cuando se le piden cuatro unidades solo es capaz de coger un puñado, en lugar de contarlas.
  • Dificultad para entender términos relacionados con las matemáticas, como “más grande” y “más pequeño”.
  • No puede entender la relación entre número y cantidad. Por ejemplo, no entiende que “4” se aplica a grupos de 4 pasteles, 4 coches o 4 amigos.

Escuela primaria

  • Dificultades para identificar +, – y otros símbolos aritméticos, y para usarlos correctamente.
  • Dificultad para aprender y recordar hechos numéricos (por ejemplo: 2+8, 4×7).
  • Puede seguir usando los dedos para contar en lugar de usar estrategias más avanzadas, como el cálculo mental.
  • Dificultad para entender palabras relacionadas con las matemáticas, como “mayor que” y “menor que”.
  • Problemas con las representaciones visuales-espaciales de los números, como las líneas numéricas.
  • Dificultad para entender el valor de la posición de los números (unidades, decenas, centenas).
  • Problemas para escribir los números o para ponerlos en la columna correcta en cálculos escritos.

Escuela secundaria

  • Problemas para aplicar los conceptos matemáticos al dinero, incluida la estimación del coste total o el cambio exacto.
  • Dificultades para entender la información que se muestra en los gráficos o tablas.
  • Le cuesta aprender y comprender los métodos de razonamiento y los procedimientos de cálculo con varios pasos.
  • Problemas para encontrar diferentes enfoques para el mismo problema matemático (falta de flexibilidad mental).
  • Dificultad para medir los ingredientes en una receta simple o líquidos en una botella.

Diagnostico

La edad ideal para detectar la discalculia está entre los 6 y los 8 años ya que un diagnóstico temprano permite poner en marcha programas de intervención para su tratamiento y minimizar las dificultades. Por ello, en Smartick, el método online de aprendizaje de matemáticas de primaria, hemos desarrollado junto a expertos de la Universidad de Málaga y de Valladolid una prueba para identificar de manera sencilla y rápida el riesgo de tener discalculia.

El Test de discalculia de Smartick es una herramienta estandarizada, online y gratuita para niños de primero a cuarto de primaria. La prueba identifica de manera sencilla y rápida a los niños con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas, en riesgo de discalculia, e informa sobre fortalezas y debilidades en cada una de las áreas evaluadas.

Si, de acuerdo con sus resultados en el Test de Discalculia, un alumno resulta en riesgo, para obtener un diagnostico de discalculia es necesario acudir a un gabinete psicopedagógico escolar con conocimientos sobre discalculia, o remitir al alumno al orientador escolar para que realice una evaluación completa. La evaluación deberá incluir pruebas psicológicas de inteligencia, atención y lectura, junto con pruebas específicas de matemáticas.

Tratamiento y medidas compensatorias

Tras el diagnóstico deberá realizarse una intervención específica e integral que incluya trabajo dedicado con un especialista en trastornos del aprendizaje, la implicación de la familia y adaptaciones curriculares en el colegio.

Los niños discalcúlicos necesitan un entrenamiento adaptado, diario, basado en la comprensión de conceptos y procedimientos y con uso de materiales manipulativos que faciliten la comprensión numérica. Las actividades del plan de estudios personalizado que proponemos en el método Smartick pueden ayudar mucho a los alumnos que presentan estas dificultades.

Los materiales manipulativos, una herramienta esencial

Los materiales manipulativos apoyan a los alumnos en el proceso de aprendizaje porque estimulan la interiorización de los conceptos matemáticos a través de la transición desde la experiencia concreta hasta el razonamiento abstracto. Estudios científicos demuestran que el uso de materiales manipulativos está particularmente indicado para niños con dificultades de aprendizaje (Ruzic Y O’Connell, 2001).  El énfasis siempre debe estar en la comprensión profunda de los conceptos, nunca en usar los materiales para encontrar respuestas mecánicas. Vamos a ver algunos ejemplos que encontramos en las sesiones diarias de Smartick.

  • Los bloques de base 10 son una herramienta eficaz para apoyar la comprensión de los procedimientos de cálculo como la resta con llevada. El hecho de poder representar visualmente los números utilizados en el cálculo y aplicar los procedimientos manejando los objetos, favorece una comprensión profunda en lugar de una mera memorización de procedimientos.

Discalculia: ejercicio manipulativo con bloques de base 10 en Smartick

  • Los materiales manipulativos se pueden utilizar también en la resolución de problemas. De hecho, la capacidad de representar visualmente el problema es indicativo de comprensión y, por lo tanto, de mejor rendimiento en tareas de este tipo.

Discalculia: ejercicio manipulativo para representar un problema en Smartick

  • Otro concepto difícil de interiorizar para niños con discalculia es la multiplicación. En este caso las regletas pueden ayudar porque permiten representar visualmente los conceptos de suma repetida y de propiedad conmutativa.

Discalculia: regletas para aprender a multiplicar en Smartick

En la escuela

El tratamiento debe ir acompañada por medidas compensatorias en la escuela. En particular los profesores deben realizar adaptaciones específicas teniendo en cuenta que es  necesario atender al nivel de matemáticas del niño. Es importante que los profesores entiendan qué es la discalculia y que, dado que puede ser resistente al tratamiento, no debe ser un problema proporcionar herramientas y medidas compensatorias que faciliten las tareas del niño como:

  • Dejarle las tablas de multiplicar o la calculadora para que las pueda consultar.
  • Facilitar el acceso a material visual y manipulativo.
  • Dejarle contar con los dedos.
  • Dejarle más tiempo a la hora de ser evaluado.

En casa

¿Qué pueden hacer los padres? Lo primero, no sentirse culpables por el problema de su hijo. Después deben respaldarlo y comprender sus dificultades con las matemáticas evitando que su autoestima se deteriore. Pueden complementar las capacidades del niño favoreciendo un entorno en el que de forma lúdica haya referencias a lo numérico (calendarios, juegos de cartas, tanteos deportivos…).

 

Probar Smartick con ellos también puede ser una buena idea. El método online de aprendizaje de matemáticas de primaria se adapta ejercicio a ejercicio al nivel y capacidad de cada niño. Recuerda que puedes probar Smartick gratis, sin ningún tipo de compromiso.

Referencias:

  • Ruzic, R., & O’connell, K. (2001). Manipulatives. Enhancement Literature Review.

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Doctora en psicología educativa y experta en trastornos del aprendizaje. Actualmente formo parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick.
Profesora de yoga para niños y amante de la naturaleza y del sol.
Hiwet Costa

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

1 Comentario;

  • Gilberto Fernández Romero 18 Mar 2021, 02:03

    Muy buena su versión muchas felicidades

    Responder