Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

05May

“Los padres no hacen nada comparado con Kumon, es su responsabilidad”

kumon

María José está desayunando mientras hablamos con su padre, en Medellín. Santiago José Rozo. Lleva las coletas muy tersas, es muy simpática, nada tímida y habla con nosotros antes de que se le haga tarde para entrar en su cole. Agradecemos mucho a Santiago el habernos dado la oportunidad de conocerla y el habernos atendido tan bien. Siempre es un placer conocer a la familia Smartick repartida por el mundo.

¿Cómo nos conoció?

Soy muy curioso con el tema de las matemáticas, soy ingeniero de sistemas informáticos. Siempre me  ha llamado la atención el proceso de aprendizaje, que se le haga duro a los chiquitos y yo quería que mi hija María José no se asustara con las matemáticas entre los tres y los seis años. Quería que le fuera fácil y divertida. Empecé con One Billion, una ONG que se encarga de esa edad y que tiene escuelas en Malawi, todo el dinero que recogían era para ellos. Pero acabó con la aplicación a los cinco años y no tenía continuidad. Me quedé preocupado por si se le olvidaba lo que había aprendido y me enteré de Kumon y Aloha pero yo quería que  fuera on line, no tener que llevar a María José a ningún sitio porque no quería que fuera a una actividad extraescolar más. Evalúe Kumon, leí mucho y vi que Smartick tenía la misma filosofía de esfuerzos diarios de máxima concentración. Me gustó que los ejercicios eran variados. A María José le pareció muy divertido el mundo virtual porque venía de ese mundo de la app. Además, me gusta que le enseña a ahorrar o a ver en qué se gasta los ticks, como en el mundo real. Me suscribí. Me gusta que los padres no hacen nada, comparado con Kumon. Smartick es una actividad de ellos, una responsabilidad.

Entonces, los padres le dejan claro que hay que hacerlo por responsabilidad.

Sí, dentro de las que tiene en casa, hacer Smartick es una. La va comprometiendo, es su futuro, para tener las herramientas para el mundo que se avecina, muy competitivo. Vivimos en un mundo muy capitalista, todo lo hacemos con números, el manejo de datos, las transacciones por internet, ir a la tienda, el trabajo…

¿Su entorno sabe que María José le dedica tiempo extra a las matemáticas?

Lo ven raro, tan pequeña y ya metiendo más matemáticas pero no lo comento mucho porque me van a ver como un papá raro y exigente. La familia sí que lo sabe.

¿Cómo es el colegio?

Es  exigente con las matemáticas, a esta hora ya ven cifras sumas de dos dígitos. Le ha ido superbién en las pruebas que ha tenido y ella dice que las mismas compañeritas le piden que les muestre el cuaderno y eso le ayuda mucho en el autoestima. Le da confianza en lo que puede hacer.

¿Habéis conseguido que sea un hábito en el colegio?

Se lo tengo que decir y los fines de semana me toca recordarlo. Lo único que me queda es eso, que lo haga por hábito, pero es muy pequeña.

¿Cómo es el sistema educativo en Medellín?

Aquí hay un plan de la alcaldía para conseguir que sea la ciudad más educada y apuestan por el tema. Ahora mismo, si quieres tener una buena educación para tus hijos hay que mandarlos a los privados y no debería ser así. Por eso el Ayuntamiento de Medellín está apostando por reformar los colegios y que los niños tengan allí jornada completa. Tuvimos un alcalde que era matemático y apostó mucho por la educación.

¿Cómo ve el futuro?

Con la tecnología y cómo va el mundo es difícil saber qué serán nuestros hijos pero yo creo que es bueno ir formándolos con los números, porque hoy hay empleos en minería de datos, en información, que antes ni existían. Los niños que no se enfoquen hacia ese nuevo mundo quedarán rezagados. Con las matemáticas, se les facilitan más herramientas para su futuro.

A Santiago le gustaría saber más de lo que hacemos en Smartick como responsabilidad social. Y le contamos lo de los colegios rurales en Galicia junto con Ayuda en Acción y que tenemos a unos niños de un colegio chileno, que sufrió daños en el terremoto de hace unos años, haciendo Smartick. Pero tomamos nota.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies

2 Comentarios

  • Paulo Cesar Perez 03 Ago 2017, 18:37

    Saludos,

    Quisiera saber si me comparten el email de este padre Colombiano, el cual me gustaría que me compartiera detalles de su experiencia, ya que somos de la misma ciudad y podemos tener mas cosas afines, que los europeos.

    Gracias y quedo atento.

    Responder
    • Smartick 04 Ago 2017, 08:50

      Hola Paulo:

      Si le parece lo hacemos al contrario, nos ponemos en contacto con él y le pasamos su correo electrónico para que se comunique.
      En cualquier caso, cualquier duda sobre el producto que tenga, puede consultarla en todo momento con mis compañeros de atención al cliente en [email protected]

      Gracias!

      Responder