Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

06Sep

Autoestima buena y mala respecto a las matemáticas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aquí estamos para hablar de matemáticas y de niños, que de eso va Smartick. Pero es inevitable también hablar de educación, de prioridades, de esfuerzo y de resultados. No en vano nuestro lema es “ayuda a tu hijo a alcanzar su máximo potencial”.

En los últimos años ha habido corrientes pedagógicas que han señalado que aumentar la autoestima de los niños ayuda a mejorar sus resultados y, como en cada teoría, habrá estudios que así lo corroboren. De hecho, en Smartick creemos firmemente que hay alumnos a los que se les atragantaron los números en un curso y ahora andan metidos en una espiral negativa de autoestima respecto a las matemáticas. Ya tenemos ejemplos de que ese círculo se puede romper. Es más, creo que entre nosotros, adultos, podemos encontrar ejemplos de desapego hacia las ciencias por un mal comienzo.

Pero eso es una cosa, y otra diferente es no darle a nuestros hijos, jamás, una mala noticia respecto a su rendimiento. Si la actitud que tomamos es esa, como ha ocurrido en EEUU, lugar de extremismos, nos podemos encontrar que estamos asfaltando un camino para que los niños puedan acabar en psicoterapia. Así lo cuenta un magnífico artículo en The Atlantic Monthly. Según la autora, Lori Gottlieb, las consultas de los psiquiatras están llenas de veinteañeros que no tienen la excusa de culpar de nada a sus padres: excepto de darles de todo. Según dice, “gente que se siente culpable por no tener razones para ser infelices”.

Todos los padres de la historia han querido que sus hijos sean felices pero, ahora, según el artículo, hemos cambiado el concepto de felicidad. Y creemos que estar todo el rato a su lado, protegiéndoles, resolviendo todo, haciendo con ellos los deberes, evitando malas noticias, les hará más felices. Y puede que no. Son esos niños, según explica el artículo, los que luego, desde la universidad, mandan sms a sus padres pidiendo ayuda.

autoestima

Smartick, os recuerdo, lo pueden y tienen que hacer ellos solos y, sí, experimentan la frustración inmediata de que les haya salido alguno de los problemas mal, de ver todos los días sus aciertos y sus errores. Pero también conocen la satisfacción del trabajo que mejora con esfuerzo y rutina. De eso se trata, ¿no?

Para seguir aprendiendo:

Javier Arroyo Crejo

Javier Arroyo Crejo

Responsable comercial y de marketing, quiere que Smartick se conozca por tierra, mar y aire. Y en las redes. Economista, MBA por la École de Commerce Solvay. Padre de dos niños Smartick.
Javier Arroyo Crejo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad