Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

08Jun

Padres Smartick que se ocupan de las matemáticas de sus hijos

padres smartick

Santiago José Rozo, el padre de María José, en Medellín, está muy pendiente de cómo hace las sesiones de Smartick su hija. Qué decir de Julián Ruiz, nuestro farmacéutico favorito de Jerez, uno de esos padres que no solo está atento a la evolución de sus hijos sino que, además, sienta en el sillón donde se toma la tensión a algunos niños del barrio y les ayuda con los deberes, siempre que estén dispuestos a aprovechar ese tiempo. Luego tenemos a Diego Silva, médico en Fuerteventura, tan entusiasmado con Smartick que consigue que su hijo Álvaro lo haga incluso cuando se han ido a viajes tan exóticos como a Birmania. Siempre es capaz de encontrar una clave wifi para que Álvaro no se salte su dosis diaria de matemáticas.

Esto nos lleva a pensar que en Smartick tenemos a bastantes padres que comparten con las madres la educación de sus hijos. O hijas. Como la de Tadashi Takaoka emprendedor chileno con responsabilidades ahora en el gobierno para consolidar la imagen de Chile como un paraíso para las Start Ups. Su hija lleva tiempo con Smartick y, según explica, lo hace por la misma razón que cuenta Juan Domínguez, “para abrirle puertas”. Lo de padres ingenieros o emprendedores es un perfil bastante habitual entre los progenitores que están pendientes de cómo lo hacen sus hijos en cada sesión. Saben de la importancia de las matemáticas.

Las cosas están cambiando y nosotros estamos siendo testigos directos. Hay quien ve a más padres en las puertas de los colegios o en los parques. De hecho, en EEUU hay padres que se empiezan a organizar también vía blogs y otros que van dando cuenta de cómo juegan con sus hijos. En Smartick lo que notamos es que no son pocos los padres que están de tutores de sus hijos. O abuelos, como nuestro amigo Luis, siempre pendiente de los logros de su nieto Alejandro.

Hay padres con métodos curiosos para motivar a los niños. Juan Domínguez, por ejemplo. Juan, muy empresario, aprovecha para que se familiaricen con el mundo capitalista: si lo hacen casi todos los días, les da una recompensa económica pero si son ellos los que fallan, se lo devuelven. “Si lo hacen todos los días del mes, les doblo el premio”, explica. Los niños han interiorizado que es algo que hay que hacer.

También está Pablo, padre de Manuela y Luis, que nos contaba tajante que, en su casa, Smartick no es una actividad negociable pero que los niños, al ver que iban bien en el colegio, se motivaban solos. José  Luis Munilla también es padre de dos hijos, niño y niña, que explicaba cómo ha conseguido que Smartick sea una costumbre más en su casa, objetivo que siempre decimos que es primordial.

No sabemos en otras actividades que hacen los niños, ya sea deporte o debate, pero el caso es que, en matemáticas y con nosotros, cada vez vemos a más padres implicados y eso es una gran noticia. Se lo comentaremos al grupo de investigación de Men Role Project, que investiga cómo están cambiando  los roles también de ellos en casa, como se explicaba en este reportaje. Nuestros padres Smartick son a la vez modernos y vieja escuela. Se involucran, transmiten la necesidad de ser responsables a los niños y saben de la importancia de las matemáticas, adaptadas ahora a un formato digital.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies