Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Smartick es un método online para que los niños dominen las matemáticas y la lectura en solo 15 minutos al día
¡Pruébalo gratis!

05Jul

Campamento tecnológico Smartick: coding en el día 2

coding

En el segundo día del campamento tecnológico de Smartick a las niñas se les nota más sueltas. Se saben nuestros nombres, preguntan mucho y hablan más. Lo normal. Empezaron el día con su sesión de Smartick y con una sorpresa porque comenzaron a programar con un contenido nuevo al que sólo han podido tener acceso ellas por ahora. Así que esa primera hora se dedicó en parte a que se familiarizaran con las instrucciones para iniciarse en la programación, en el coding, algo que vino muy bien para la charla del final. “Yo no tengo paciencia”, se escuchó a alguna con la programación, pero también a otras que decían que les salía muy bien.

Después, Marisa les explicó geometría y usaron hilos y chinchetas, además de cintas en el suelo: las ventajas del mundo no virtual es que nos podemos dedicar un poco más a las matemáticas manipulativas.

Más tarde, volvieron a aparecer Carmen y Beatriz para dedicar parte del día a explicar en qué consiste la impresión 3D. Las niñas aprendieron qué era un prototipo y muchas de las aplicaciones que puede tener ahora ese tipo de impresoras. “Qué chulo”, se escuchó cuando puso Carmen la máquina encima de la mesa. Luego, Beatriz, como una maga, fue sacando objetos impresos en 3D de una cajas: las había fascinadas con una pulsera y otras que manoseaban un corazón con su aorta incipiente. Luego les llegó el turno a ellas, para ponerse a diseñar con 3dSlash.net después de un periodo de ajustes con tabletas. Dos dijeron que ya habían hecho algo de impresión 3D en sus colegios y una preguntó si podía ser algo “estilo Minecraft”.

coding

Al final, llegó Mariví Monzón, directiva en Altitudde, ingeniera informática y les estuvo explicando cómo hay informática (y matemáticas, claro) detrás de aplicaciones que pueden servir para salvar vidas, para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad y para diseñar aplicaciones. Vieron para qué sirve el coding que habían aprendido antes. Les contó que eligió ingeniería informática porque “quería estar aprendiendo toda la vida” y las niñas parecía que lo tenían claro aunque una de las más pequeñas levantó la mano para decir que con su hermano eso no funcionaba, “de momento”.

Despidieron a Mariví con un aplauso y porque el tiempo nos obligó a parar. Habían llegado las dos de la tarde casi sin saberlo.

Para seguir aprendiendo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad