Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

06Jun

Padres adictos al móvil. ¿Predicamos con el ejemplo?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
adictos al móvil
Foto: I. Alix

En apenas 10 años, el teléfono ha pasado de ser un simple medio de comunicación a convertirse en una necesidad indispensable para la vida de las personas. Internet, Redes Sociales…dicen los expertos “la era de la sobre-conexión”.

Pero, ¿cómo vamos a exigir a nuestros pequeños que salgan de la burbuja tecnológica si ni siquiera nosotros mismos somos capaces de prescindir de ella?

En 2017, la revista Child Development publicó un estudio en el que se evaluó a 170 familias sobre el uso del teléfono móvil en el hogar. Los resultados fueron escalofriantes: el 48% confesó que el teléfono móvil interrumpía el tiempo compartido con sus hijos más de tres veces al día. Además, se comprobó la existencia de una relación directa entre el uso abusivo del móvil por parte de los padres y problemas de conducta de sus hijos. Cuanto mayor era el tiempo de “desatención de los hijos por culpa de la tecnología”, mayor problemas de conducta se observaba en los pequeños (reacciones violentas, pataletas y enfados).

Estos resultados son suficientes para que comiences a desconectar y vuelvas de nuevo al planeta tierra.

Cómo dejar de ser padres adictos al móvil
  1. Observa tu comportamiento con respecto al móvil antes de actuar. Una buena forma es realizar un autorregistro para cuantificar el número de veces que miras el teléfono, escribes mensajes, correos…¿Eres consciente de la cantidad de horas que inviertes al día?
  2. Un WhatsApp: “Estoy disfrutando de mi familia”, así de claro. Cuando estés compartiendo tiempo con tus hijos no permitas que una llamada o un mensaje estropee vuestro momento. Hay muchas maneras de desconectar el móvil: poner en modo avión, fijar un horario en el teléfono, aceptar sólo llamadas urgentes…
  3. En las horas de comida, no permitas que ningún teléfono se coloque encima de la mesa, ¿Por qué lo hacemos?. Estos momentos son ideales para hablar, contar qué tal fue el día, estrechar enlaces paterno-filiares. En definitiva, brindar un espacio en el que se construye y asienta la comunicación familiar.
  4. En pasados post hablamos del “Parking para teléfonos”. ¡Es realmente ideal tener uno en casa! Si tus hijos observan desde pequeños cómo decides aparcar tu teléfono al llegar a casa, ten por sentado que ellos harán lo mismo. Los padres actuamos como espejos para nuestros hijos.

“La vida es eso que está pasando mientras decides miras tu celular”

Para seguir aprendiendo:

María Rodrigo

María Rodrigo

Psicóloga clínica y deportiva. Investigadora i-PFIS en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Maestra Fide y Entrenadora Superior de la Federación Española de Ajedrez.
Integrante del equipo Smartick en el área de Jaquematick. Su labor se centra en el desarrollo de material específico para trabajar diferentes funciones cognitivas básicas (memoria, atención, funciones ejecutivas) y en la parte puramente ajedrecística.
Amante de los libros, las tardes de café y los deportes al aire libre.
María Rodrigo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad