Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

28Mar

Siete consejos para ayudar a nuestros hijos a vencer la timidez

timidez

Ser tímido es diferente a ser introvertido. Podemos definir la timidez como un sentimiento de ansiedad e inseguridad ante diferentes situaciones sociales por miedo a ser juzgados o rechazados. Sin embargo, los introvertidos son personas reservadas, que prefieren el contacto con poca gente y suelen focalizarse en sus propios pensamientos y sentimientos, pero sin que esto les produzca ningún malestar.

Ser tímido no es malo, siempre que no se traspase una delgada línea y acabe convirtiéndose en un trastorno de fobia social y ansiedad.

Aquí os dejo siete consejos para ayudar a nuestros peques a vencer la timidez:

1. Enseña a tu hijo qué es la timidez

Hoy, sin lugar a duda, es el mejor momento para empezar. Habla con tu pequeño sobre el sentimiento normal de la timidez, por qué se produce, cómo se expresa en el cuerpo, qué consecuencias puede tener. A veces los padres damos por hecho que nuestros hijos saben todo pero, en realidad, su conocimiento es sólo la punta de un iceberg.

2. Actúa con naturalidad

Forzarle e insistir en realizar ciertas conductas sociales -“Ve a jugar con los niños”, “tienes que ir al cumpleaños” y etiquetarle con expresiones del tipo “es que es un niño tímido” acabará siendo contraproducente. Lo único que conseguimos es seguir sumando en ansiedad y generando irremediablemente una actitud menos dispuesta para el futuro.

3. Anticipa las dificultades

Un buen antídoto para enfrentarse con las situaciones que producen más ansiedad es preverlas, ¿Cómo hacerlo?:

  • Lo primero, escribe junto a tu hijo todas aquellas situaciones de interacción social que le producen más ansiedad y ordenadlas de menor a mayor.
  • A continuación, selecciona la primera que le produzca menos ansiedad y traza un plan de cómo poder enfrentarse a ella.
  • ¿Reto conseguido?. Si es así, coge la segunda situación. En caso contrario, analiza con tu hijo qué ha sucedido y cómo podemos volver a internarlo. Recuerda: En la vida o se gana o se aprende, pero nunca se pierde.

4, Acentúa los pequeños pasos

Los niños tímidos lidian cada día con decenas de situaciones que les provocan ciertos nerviosismos. ¿La consecuencia? La autoestima se comienza a resquebrajar al ver que no son capaces de enfrentarse a ello. ¿Por qué no comenzar a reforzar cada gesto de desinhibición que intente tu hijo?

5. Busca oportunidades

Brinda diferentes situaciones en las que tu pequeño pueda elegir interactuar con otros niños. Por ejemplo, ir a comer con otras familias, deportes de equipo o actividades de ocio infantil.

6. Sé su modelo de conducta

Cuidar del pequeño y establecer límites es correcto pero la autoridad y la sobreprotección, no. Dale alas a tu hijo para volar, incentivando a que sea él quien se debe comer el mundo sin depender de vosotros, explicándole las consecuencias de sus acciones pero admirando su autonomía. Esto siempre es más fácil si con quien vive muestra una actitud positiva y resolutiva.

7. Juega con él

El juego, a parte de su componente lúdico, es un fabuloso medio para trabajar las habilidades sociales. Algunos ejercicios que ayudaran a tu pequeño:

  • Role-Playing: Juega a adoptar diferentes roles (por ejemplo: profesor-alumno, vendedor-cliente…).
  • Bailar y cantar en familia: pero acompaña la faena con canciones de diferentes estilos (salsa, merengue, rock…)¡Verás que divertido!
  • Saca del armario lo juegos clásicos de mesa. Estos juegos aparte de ser muy potentes a nivel educativo y cognitivo también son un buen aliado para el trabajo emocional y comunicativo. Aprender a ganar y perder, hablar con el compañero, respetar el turno ¡y todo desde la diversión!

Debemos ser conscientes de que el objetivo siempre será proporcionar a nuestro peque las herramientas que le permitan interaccionar y comunicarse con el entorno social pero nunca perseguiremos tratar de cambiar su personalidad.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Psicóloga clínica y deportiva. Investigadora i-PFIS en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Maestra Fide y Entrenadora Superior de la Federación Española de Ajedrez.
Integrante del equipo Smartick en el área de Chess. Su labor se centra en el desarrollo de material específico para trabajar diferentes funciones cognitivas básicas (memoria, atención, funciones ejecutivas) y en la parte puramente ajedrecística.
Amante de los libros, las tardes de café y los deportes al aire libre.
María Rodrigo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies