Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

23May

El Efecto Pigmalión: La importancia de las expectativas al educar

efecto pigmalión
Foto: I. Alix

Si comprendiéramos el gigante efecto que tienen nuestras expectativas más simples en la vida de los niños, quizá elegiríamos ser jardineros del lenguaje para saber cuidar las palabras.

En 1965 Roshental y Jacobson acuñaron el término Efecto Pigmalión a partir de una investigación realizada en una escuela de California que tenía como finalidad observar si las expectativas de un profesor influía en el posterior éxito o fracaso de los niños con pocos recursos económicos. El resultado arrojado fue sorprendente y es que cuando un profesor cree que un alumno es menos cualificado su esfuerzo por enseñarle se encuentra disminuido.

¿Cómo de importantes son las expectativas?

Los niños son personitas en proceso de formación que van conformándose y moldeando por los comportamientos, expectativas y afectos que reciben de su entorno. Hay investigaciones científicas que demuestran que las expectativas que otra persona tenga de ti puede llegar a  modificar determinados aspectos conductuales, emocionales e incluso ¡biológicos!

Para ser jardinero del lenguaje es preciso trabajar cada día en:

  • Conocer a nuestro peque, brindarle un amor incondicional, aceptando y potenciando sus capacidades y habilidades para que florezca en él todo su potencial.
  • Cuidar tanto el lenguaje verbal y no verbal. La congruencia entre ambos tipos de lenguaje es crucial ya que los niños absorben cada gesto y palabra que se les encomienda. De nada sirve si dices “¡Venga hijo, tú puedes” si con tu cara proyectas desánimo.
  • Observar cómo van creciendo. Compartir tiempo juntos, aficiones, hablar y dialogar sobre el día a día, escucharles y educarles en la inteligencia emocional.
  • Motivarle a ser cada día mejor, superando sus límites y luchando por sus propios sueños.
  • Transmitirle positividad, educando desde el refuerzo, explicarle por qué de sus fracasos y tendiéndoles la mano para ayudarles a levantarse y continuar.

Este vídeo explica muy bien el efecto pigmalión.

“Cada día tienes la opción de cortar las alas de los demás hablando del miedo y de la incertidumbre. O puedes dejar que tus palabras les empujen hacia sus metas confiando en la capacidad infinita que hay dentro de todo ser humano”

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Psicóloga clínica y deportiva. Investigadora i-PFIS en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Maestra Fide y Entrenadora Superior de la Federación Española de Ajedrez.
Integrante del equipo Smartick en el área de Chess. Su labor se centra en el desarrollo de material específico para trabajar diferentes funciones cognitivas básicas (memoria, atención, funciones ejecutivas) y en la parte puramente ajedrecística.
Amante de los libros, las tardes de café y los deportes al aire libre.
María Rodrigo

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies

1 Comentario;

  • tahinais araujo 26 May 2018, 03:16

    muy interesante este artículo, muy educativo y apropiado me gustaría
    ver más como este excelente.

    Responder