Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

14Nov

Aprender matemáticas jugando

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aprender matemáticas jugando

Sería estupendo poder aprender matemáticas jugando. Sólo jugando. Imaginen a los niños aprendiendo una asignatura de las consideradas difíciles en un entorno de juego. Sería un sueño hecho realidad.

Pero la realidad es que no se puede aprender matemáticas solo jugando. Hay determinados aspectos del aprendizaje que se pueden practicar en un entorno de juego para una generación de niños que nació con la tablet y se ha hecho adolescente jugando al Fornite. Con esos juegos, vendidos con el atractivo “aprender matemáticas jugando”, se pueden aprender las tablas de multiplicar, resolver algunos retos y reforzar ciertos aspectos… Pero es imposible que los niños puedan aprender el lenguaje que son las matemáticas, ese edificio que se construye ladrillo a ladrillo de conocimiento, sólo jugando.

Por otro lado, ¿de verdad queremos que nuestros hijos crean que todo se puede aprender sin esfuerzo y constancia? El hábito, el entrenamiento, el hacer un poquito cada día, son cruciales para el proceso de aprendizaje de cualquier asignatura, como explica muy bien Barbara Oakley. Si es en un entorno más amable que unos cuadernillos en papel, es más fácil motivar a los niños. Pero deben saber que, para aprender algo, hace falta esforzarse, que no se puede aprender matemáticas solo jugando.

¿Cómo gamificar la experiencia para hacerla más atractiva?

En Smartick los niños ganan ticks a medida que resuelven ejercicios y, con ellos, luego pueden comprar cosas para su avatar y su habitación en un mundo virtual en el que también tienen juegos para reforzar lógica, memoria y atención. En ese mundo virtual pueden ver sus logros en forma de diplomas en la librería y retar a competiciones de matemáticas a otros niños en el gimnasio. Pero se llega al juego después de una sesión de 15 minutos resolviendo problemas de matemáticas personalizados al ritmo que cada uno necesita.

Entendemos que, para muchos padres, la promesa de que sus hijos puedan aprender matemáticas jugando sea muy atractiva. Demasiados llevan recorrido un camino de espinas con esta asignatura. De hecho, Smartick nació con el propósito de ayudar a mejorar el aprendizaje de unas matemáticas que estaba costando mucho a demasiados niños de todo el mundo. Y es verdad que pensamos que un entorno más amable, online, con un avatar, con ilustraciones en los problemas, acumulando ticks lo hacen más atractivo. Pero, al final, los niños se ponen todos los días, ellos solos, delante de una sesión de ejercicios de matemáticas adaptados a cada uno. Y creemos que ser conscientes de que dominar una materia requiere trabajo diario es una enseñanza en si misma.

Verán cada vez más artículos de aprender matemáticas jugando. Nosotros no ofrecemos solo juego pero sí una inteligencia artificial capaz de poner a cada niño en su umbral de competencia. Aportándoles la seguridad suficiente para afrontar retos, analizando sus fallos y aciertos. Eso hace que las sesiones no sean un juego pero sí que les motiven mucho más que unos cuadernillos de ejercicios que no se adaptan ni corrigen solos.

Así que ya saben, los juegos están muy bien para algunos aspectos de las matemáticas. Pero, para aprenderlas en profundidad, mejor confiar en el esfuerzo continuado de hacer una sesión de 15 minutos al día.

Para seguir aprendiendo:

Berta González de Vega

Berta González de Vega

Periodista. Bloguera en Smartick. En los cuatro últimos años, lectora compulsiva de todo lo que tenga que ver con la educación. Madre de tres niños Smartick.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario:

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad