Smartick Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil ¡Pruébalo gratis!
Acelera el aprendizaje de tus hijos
Smartick les ayuda a aprender de manera divertida

28Oct

Necesitamos más películas sobre profesores

¿Cómo se percibe el papel de los profesores en el mundo? ¿Cómo son de importantes? ¿Son como trabajadores sociales, tienen el prestigio de un médico, o son vistos como agentes de la autoridad? ¿Creen los padres que están bien pagados? ¿Animaría a sus hijos a que fueran profesores? A estas preguntas ha querido contestar una encuesta mundial de Fundación Varkey Gems. Las respuestas no son muy alentadoras. Los profesores están perdiendo prestigio y eso significa entrar en una espiral peligrosa para la calidad educativa: los mejores estudiantes no querrán ser profesores y los que lleguen a serlo estarán desmotivados, porque una parte de la vocación, imaginamos, es que se reconozca y admire el trabajo realizado.

Andreas Schleicher, el “padre” del informe PISA y gran creyente en cómo se pueden utilizar los datos para mejorar los colegios –tiene una charla TED sobre el asunto, escribe en el informe sobre los profesores que casi todos hemos tenido alguno que nos ha inspirado, nos ha abierto la mente, ha azuzado nuestra curiosidad. Ojalá fuera siempre así. Él concluye que el éxito irá a aquellos individuos, instituciones y países que sean “hábiles para adaptarse, lentos para quejarse y estén abiertos a oportunidades. La tarea de los gobiernos es que sus ciudadanos, instituciones y sistemas educativos estén a la altura de este reto”.

Pero, a corto plazo, ¿qué podemos hacer para que los mejores alumnos, los más inquietos, los que tengan ganas de cambiar el mundo, quieran ser profesores? En el prólogo, Sunny Varkey,  presidente de la Fundación, cree que sería bueno que las productoras de contenidos audiovisuales  consiguieran hacer películas y series donde el trabajo del profesor sea atractivo. Lo han conseguido con los médicos – House, Urgencias, Anatomía de Grey…– y también con los periodistas –The Newsroom, Periodistas, además de numerosas películas–, ¿por qué no con los profesores? De hecho, ¿quién no quiso tener o ser alguien como el profesor Keating en El Club de los Poetas Muertos en esta escena, por ejemplo?:

 

Hemos buceado y hemos encontrado una lista de películas sobre profesores que los profesores de EEUU encuentran motivadoras: “Top 12 must see teacher movies“. Está claro que hacen falta más. Series como The Big Bang Theory han conseguido aumentar el número de estudiantes interesados en la Física y en las Matemáticas.

Como el profesor Keating dice en esa escea, nosotros, en Smartick nos hemos atrevido a encontrar nuestra propia voz, hemos mirado a nuestro alrededor, sin saltar como conejos, hemos encontrado nuevos campos y hemos buscado.  Motivar a los niños con las matemáticas, en principio, no parecía fácil.  ¿Y? ¿A quién no le gusta un reto? Nosotros estamos con el nuestro. Estaría bien que las autoridades educativas se marcaran atraer a los mejores a la docencia.

Para seguir aprendiendo:

La diversión es la forma favorita de aprender de nuestro cerebro
Diane Ackerman
Smartick ayuda a tus hijos a aprender de manera divertida
  • 15 minutos diarios
  • Se adapta al nivel de cada niño
  • Millones de estudiantes desde 2009
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Cree que no sabe ser más que periodista y, por curiosa, anda ahora entusiasmada leyendo sobre la enseñanza de las matemáticas, sus fallos y sus mejoras en el mundo. Si se le hubieran dado mejor los números, puede que hubiera sido médico, como su padre y como su abuelo. Pero, además de sentirse apabullada por las derivadas, se le cruzó un reportaje de la revista Rolling Stone aquel año que pasó en Seattle. Domina el inglés y nunca pensó en las matemáticas como en el verdadero lenguaje universal. Es corredora de paseo marítimo de Torremolinos y tiene tres hijos que coleccionan ticks de Smartick: Pablo, Luis y Berta.
Berta González de Vega

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a [email protected]

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

He leído y acepto la política de privacidad y cookies