Matemáticas de primaria

Smartick - Matemáticas a un click

Pruébalo gratis Abrir el Menú Móvil
¡Pruébalo gratis! o Inicia Sesión

04Sep

¿Qué es la ansiedad matemática?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ansiedad matemática

La ansiedad matemática se define como un sentimiento de tensión, aprensión o miedo que interfiere con el rendimiento matemático (McLeod, 1994). Y no es algo exclusivo de los alumnos a los que no se les dan bien las matemáticas, cualquiera puede sufrirla. Según la Organización Mundial para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 30% de los adolescentes aumentan su ansiedad y nerviosismo cuando tienen que resolver un problema matemático.

Existe cierta presión asociada a las matemáticas en la vida escolar y en la cotidiana, fundamentalmente por dos motivos:

  • Porque las matemáticas implican conocimientos que se consideran básicos y que son evaluados abiertamente en la escuela.
  • Por la asociación que habitualmente se hace entre inteligencia y matemáticas.

Una de las consecuencias de esta presión es la ansiedad matemática.

¿Quién sufre de ansiedad matemática?

¿Por qué estas situaciones producen ansiedad a algunos? Hemos preguntado al profesor Javier García Orza, coordinador del Laboratorio de Cognición Numérica en la Universidad de Málaga. La ansiedad matemática en niños sin discalculia podría estar asociada a ciertos estilos de personalidad. Así, niños inseguros, con niveles de ansiedad rasgo altos, un autoconcepto negativo sobre sus habilidades matemáticas (hecho que puede ser cierto o no) y sensibles a la crítica parecen más vulnerables a la ansiedad matemática.

En el caso de las personas con discalculia, en el que hay una dificultad objetiva en las habilidades matemáticas, la distancia entre la capacidad de la persona y la exigencia escolar es suficiente para generar ansiedad. Los niños con discalculia son habitualmente conscientes de sus incapacidades y esto puede generar ansiedad ante las situaciones matemáticas. Esta ansiedad, unida a sus dificultades de aprendizaje, genera un rendimiento aún peor. Es decir, la ansiedad a las matemáticas acentúa el problema de la discalculia, de ahí la necesidad de abordar en la intervención sobre este trastorno los aspectos emocionales.

¿Cómo puede ayudar el método Smartick?

Veamos ahora cuáles son las características principales de Smartick que lo convierten en un método valioso y eficiente para aprender matemáticas en niños con ansiedad matemática.

Motivación

Los niños con alta ansiedad matemática a menudo expresan actitudes negativas hacia las matemáticas y normalmente tienen una baja motivación para aprenderlas (Hembree, 1990). El método Smartick, a través de su gamificación, consigue que los niños se motiven más y, aún más, que su motivación sea intrínseca. Esta motivación es fundamental para activar la curiosidad y mantener el deseo de seguir aprendiendo

Retroalimentación

La retroalimentación sobre el rendimiento de los niños es otra manera de reducir el efecto negativo de la ansiedad matemática (Núñez-Peña, 2015). En Smartick la retroalimentación en cada práctica es siempre oportuna y exhaustiva. Informa a los alumnos cuando están aprendiendo (retroalimentación positiva) y qué deben hacer para abordar las brechas de su aprendizaje.

Personalización perfecta

Para reducir la ansiedad matemática es importante respetar el ritmo de cada niño. En línea con este principio, el algoritmo de Smartick coloca a cada niño en el umbral de su máxima competencia después de una prueba de entrada. Después, dependiendo de cómo lo hace en cada sesión, se le van planteando ejercicios adaptados a su nivel. Eso evita potenciales frustraciones de los niños ante las tareas matemáticas, respetando los tiempos de cada uno.

Referencias:
  • Hembree, R. (1990). The nature, effects, and relief of mathematics anxiety. J. Res. Math. Educ. 21, 33–46.
  • McLeod, D.B. (1994). Research on affect and mathematics learning in the JRME: 1970 to the present. Journal for Research in Mathematics Education, 25, 637-647.
  • Núñez-Peña, M. I., Bono, R., & Suárez-Pellicioni, M. (2015). Feedback on students’ performance: A possible way of reducing the negative effect of math anxiety in higher education. International Journal of Educational Research70, 80-87.

Para seguir aprendiendo:

Hiwet Costa

Hiwet Costa

Doctora en Psicología educativa especializada en Aprendizaje de las Matemáticas, actualmente formo parte del equipo de desarrollo de contenidos de Smartick.
Profesora de yoga para niños y amante de la naturaleza y del sol.
Hiwet Costa

Añade un nuevo comentario público en el blog:

Los comentarios que escribas aquí serán moderados y visibles para el resto de usuarios.
Para consultas privadas escribe a info@smartickmethod.com

El e-mail se mantiene privado y no se mostrará publicamente.

Política de privacidad

2 Comentarios

  • Beatriz05 Sep 2019, 09:09

    En relación al articulo sobre la ansiedad matemática, se nombran por encima de cualquier otra causa motivos achacables al alumnos: discalculía, tipos de personalidades, falta de motivación, falta de retroalimentación,.. ¿No es achacable en muchísimos casos a un planteamiento de la materia desde el lenguaje matemático totalmente abstracto para la mente de un niño o falta de conocimiento del maestro? Antes de buscar las causas en el alumno, evaluaría en primer lugar, en que medida el acercamiento no vivencial a una materia que no es lenguaje y algoritmos construye muros para los niños.

    Responder
    • Smartick Ayuda06 Sep 2019, 11:32

      Hola Beatriz, gracias por tu comentario.

      La ansiedad matemática es un problema para todas las edades en todo el mundo y se detecta en niños de muchos países donde las matemáticas se enseñan de maneras muy diferentes (Luttenberger et al, 2018). Pero ¿por qué la misma asignatura, enseñada de la misma manera, a veces por el mismo profesor, puede causar ansiedad matemática en algunos niños y en otros no? Se puede pensar que la respuesta sea el nivel de matemática del niño, pero no es así. La ansiedad matemática no es algo exclusivo de los alumnos a los que no se les dan bien las matemáticas, cualquiera puede sufrirla (Barton, 2018). Además, otros estudios que han investigado la diferencias entre niños con y sin ansiedad matemática han demostrado que a menudo los niños con ansiedad matemática tienen ciertos estilos de personalidad, pueden ser inseguros y tener auto-concepto negativo sobre sus habilidades matemáticas (Baten et al, 2019).
      En este post no se habla de causas, si no de las características que encontramos en niños con ansiedad matemática y de cómo el método Smartick se adapta bien a este perfil. Otro tema interesante es lo que introduces en tu comentario, es decir, los antecedentes que pueden influir en la aparición de la ansiedad matemática. Los más estudiados son el rol de las personas significativas como maestros o padres, el rol de la cultura de pertenencia y el sistema educativo concreto, que podrían ser el enfoque de próximo post sobre este tema.

      Barton, C. (2018). How I Wish I’d Taught Maths: Lessons Learned from Research, Conversations with Experts, and 12 Years of Mistakes. John Catt Educational Limited.

      Baten, E., Pixner, S., & Desoete, A. (2019). Motivational and Math Anxiety Perspective for Mathematical Learning and Learning Difficulties. In International Handbook of Mathematical Learning Difficulties (pp. 457-467). Springer, Cham.

      Luttenberger, S., Wimmer, S., & Paechter, M. (2018). Spotlight on math anxiety. Psychology research and behavior management, 11, 311.

      Responder