La multiplicación es una operación que tiene varias propiedades. Una de ellas es la propiedad asociativa. Esta propiedad nos dice que el modo de agrupar los factores no altera el producto de la multiplicación, sea cual sea el número de factores que haya. Empezamos con un ejemplo:

3 x 2 x 5

Lo que dice la propiedad asociativa de la multiplicación es que si multiplicamos primero 3 x 2 y el resultado lo multiplicamos por 5 nos da igual que si multiplicamos primero 2 x 5 y después multiplicamos por 2.

asociativa

¿Lo comprobamos?

3 x 2 = 6 6 x 5 = 30

2 x 5 = 10 10 x 3 = 30

¿Viste? Hemos obtenido el mismo resultado multiplicando de dos formas distintas. ¡Esto es la propiedad asociativa de la multiplicación!

Vamos a hacerlo con otro ejemplo:

2 x 3 x 4 x 5

Lo multiplicaremos de varias formas para demostrar la propiedad asociativa de la multiplicación:

2 x 3 x 4 x 5

2 x 3 = 6  6 x 4 = 24  24 x 5 = 120

3 x 5 x 2 x 4

3 x 5 = 15  15 x 2 = 30  30 x 4 =120

5 x 2 x 4 x 3

5 x 2 = 10  10 x 4 = 40  40 x 3 = 120 

4 x 5 x 3 x 2

4 x 5 =20  20 x 3 = 60  60 x 2 = 120

Qué fácil es la propiedad asociativa de la multiplicación, ¿verdad? Si te ha quedado alguna duda o simplemente quieres ver más ejemplos, visita el tutorial de las propiedades de la multiplicación, donde está la propiedad asociativa entre otras. Si lo que quieres es practicar, puedes hacer los ejercicios de propiedad asociativa.

Si te ha gustado este post compártelo con tus amigos para que ellos también aprendan lo que es la propiedad asociativa de la multiplicación.

Para seguir aprendiendo:

Sara Sánchez Ruesgas

Sara Sánchez Ruesgas

Es “la voz” de los tutoriales y problemas guiados de Smartick. Profesora de física y matemáticas, Sara ha trabajado en la programación y redacción de ejercicios para el aprendizaje de las ciencias.
Sara Sánchez Ruesgas